Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Indonesia

MUNDO

Un terremoto en Indonesia deja más de 250 muertos

La semana pasada, Indonesia albergó a la cumbre del G20, en medio de las tensiones de la guerra en Ucrania.

Decenas de niños murieron en un terremoto en Indonesia cuando sus escuelas se derrumbaron, informaron las autoridades locales. Los rescatistas corrían para llegar a las personas atrapadas en los escombros en la isla de Java. Cientos de personas resultaron heridas en el sismo del lunes. Se contabilizaron 252 víctimas, pero las autoridades advirtieron que el número probablemente aumentaría.

El movimiento, de magnitud 5,6, se produjo en las montañas de Java Occidental, la provincia más poblada del país, causando importantes daños en Cianjur y sepultando al menos un pueblo bajo un deslizamiento de tierras. «Los deslizamientos y el terreno accidentado dificultaron las labores de rescate», explicó Henri Alfiandi, jefe de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate (Basarnas).

«El reto es que la zona afectada está dispersa. (…) Además, los caminos de estos pueblos están dañados», señaló y agregó que más de 13.000 personas habían sido evacuadas. «La mayoría de las víctimas son niños, porque a la una de la tarde todavía estaban en la escuela», dijo, refiriéndose a la hora en que se produjo el terremoto.

El presidente Joko Widodo viajó este martes a Cianjur para animar a los rescatistas. «Mi instrucción es dar prioridad a la evacuación de las víctimas que aún están atrapadas bajo los escombros», expresó. Las autoridades explicaron que muchos de los muertos murieron al derrumbarse edificios mal construidos y el presidente pidió que los esfuerzos de reconstrucción incluyeran viviendas a prueba de terremotos, informó Reuters.

Mientras que los fuertes terremotos de magnitud 6 o 7 son relativamente comunes en Indonesia, a menudo afuera de la costa, donde están las líneas de falla, el terremoto del lunes de una magnitud inferior tuvo consecuencias tan mortales porque golpeó en la superficie a una profundidad relativamente baja.