Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Cámara de Diputados

POLÍTICA

Accidentada sesión en Diputados: gritos y escándalos con Cecilia Moreau en el ojo de la tormenta

Gritos, acusaciones cruzadas y pases de factura fue lo que se llevó todos los flashes de un nuevo encuentro legislativo.





banner

En medio de un escándalo se desarrolló este jueves una accidentada sesión en la Cámara de Diputados. La bancada de Juntos por el Cambio se mostró enfurecida y a los gritos en contra de la presidencia ejercida por Cecilia Moreau. Y mientras se aguardaba por la votación de una batería de proyectos, desde la principal coalición opositora buscaron levantar una sesión considerada viciada y “nula”.

Luego de conseguir un ajustado quórum de 129 diputados, los integrantes de Juntos por el Cambio bajaron al recinto con la única intención de que se levante la sesión, que consideran viciada y “nula”” por haber empezado una hora y 35 minutos después del horario pautado. Esto es muy por encima de la media hora que consuetudinariamente se acepta como margen tolerable de demora.

Apenas bajaron al recinto, armaron un “scrum” tumultuoso alrededor del atril de la presidencia, donde se sentó Moreau, y a los gritos empezaron a vociferar y llamar “violentos” a los oficialistas, que les salían al cruce desde el sector derecho, consignó NA. Fernando Iglesias, Waldo Wolff, Silvia Lospennato eran algunos de los diputados que iban y venían en ese torbellino.

En tanto, Karina Banfi y Maximiliano Ferraro eran dos de los más desencajados, haciendo gesticulaciones permanentes y golpeando las bancas con sus palmas con fuerza para hacer oír el descontento. “Usted a mí no me va a callar (Cristian) Ritondo”, se la oyó decir a Moreau, a quien Juntos por el Cambio le retaceó el quórum en la sesión preparatoria que tuvo lugar un rato antes para ratificarla como titular del cuerpo.

Le recriminaban el haber anulado la resolución que firmaba los cuatro nombramientos de representantes de la Cámara baja al Consejo de la Magistratura en respuesta a un fallo del juez Martín Cormick que impugnó específicamente la designación de la radical Roxana Reyes por la segunda minoría.

Alegando cuestiones reglamentarias, el oficialismo declaró la continuidad de las autoridades vigentes hasta el 30 de noviembre hasta tanto no se resuelva el conflicto en una próxima sesión preparatoria, lo cual profundizó la tensión con Juntos por el Cambio, que le atribuye a Moreau “abuso de autoridad” y atropello institucional. En ese contexto de peleas y discusiones acaloradas que no pudieron zanjarse, se retrasó la sesión especial de la tarde y la coalición opositora la declaró nula por la excesiva demora.

“La sesión especial que está llevando adelante de prepo el kirchnerismo es nula. Estaba convocada para las 13 horas y empezó a las 14.35 horas. Las TRES prórrogas solicitadas por el oficialismo ingresaron luego del horario previsto en la citación de la sesión. Otro bochorno K”, tuiteó Mario Negri, una de las voces cantantes de la oposición. De hecho, el cordobés y Moreau se sacaron chispas.

Si bien no sé llegó a escuchar con claridad qué le decía el radical, la respuesta de la referente del Frente Renovador fue lapidaria: “Yo no sé cómo usted trata a su mujer pero a mi así no me trata más por ser mujer”. La acusación de misoginia sobrevolaba desde el miércoles a la noche, cuando un comunicado del bloque del Frente de Todos acusó al principal interbloque opositor de sostener una hostilidad especial hacia Moreau por su condición de mujer.

Y siguió presente durante toda la jornada, en la que Germán Martínez, el titular del bloque oficialista, volvió a referirse en esos términos para calificar el proceder de Juntos por el Cambio contra Moreau. Ésta terminó manteniendo su lugar en la presidencia gracias a que el miembro de mayor edad en el recinto, Carlos Heller, comunicó que de acuerdo al artículo 37 del reglamento de Diputados corresponde prorrogar por tiempo indeterminado el mandato de las actuales autoridades.

Al cabo de una hora de un espectáculo bochornoso de descalificaciones, gritos y abucheos, Ferraro planteó una moción para suspender la sesión apelando al inciso uno del artículo 127 del reglamento. Se iba a someter a votación nominal y a Juntos por el Cambio no le alcanzaban los votos para aprobarla. Sin embargo, Moreau midió el estado general de caos que imperaba en el recinto y decidió levantar la sesión.

Con la sesión ya caída, intervino Martínez para reivindicar el rol de Moreau en medio “de este espectáculo realmente lamentable que han generado en la Cámara de Diputados” “Lamento enormemente todo lo que pasó hoy, impidiendo la conformación de una sesión preparatoria y que pudiéramos avanzar con un temario que todos saben que es a favor de los argentinos”, manifestó el jefe de la bancada frentetodista.

“Realmente me apena enormemente esta actitud porque es una actitud que no está entendiendo las responsabilidades que tenemos nosotros como representantes del pueblo”, indicó Martínez. “Hoy al final de esta sesión que por estas actitudes lamentables de la oposición de Juntos por el Cambio no pudimos terminar, les aseguro que íbamos a tener una Argentina mejor que la que teníamos al momento de comenzarla”, agregó el santafesino.