Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Afganistán

MUNDO

Afganistán: talibanes ordenan prohibir a las mujeres trabajar en las ONG

Semanas atrás, Afganistán denegó el acceso a sus ciudadanas a acudir a las universidades. La medida desató múltiples protestas en ciertos sectores.

El Gobierno de Afganistán, dirigido por los talibanes, ordenó el sábado a todas las organizaciones no gubernamentales (ONG) locales y extranjeras que prohíban a las empleadas acudir al trabajo. La normativa obligatoria se dio a conocer por una carta del Ministerio de Economía, en la más reciente medida contra las libertades de las mujeres.

La carta, confirmada por el portavoz del Ministerio de Economía, Abdulrahman Habib, y que dio a conocer Reuters, dice que no se permite trabajar a las empleadas hasta nuevo aviso. Su argumento indica que algunas no se habían adherido a la interpretación del Gobierno del código de vestimenta islámico para las mujeres.

«Con el fin de cumplir con su responsabilidad de implementar las normas y reglamentos del Emirato Islámico de Afganistán, se instruyó a todas las ONG «a suspender todos los trabajos de sus trabajadoras mujeres hasta nuevo aviso», indica la misiva. En caso de que retrasen en implementar esta norma «se cancelará la licencia de la organización emitida por este ministerio», concluye.

No estaba claro de inmediato si la orden se aplica a las agencias de las Naciones Unidas, que tienen una gran presencia en Afganistán. La medida se produce días después de que el Gobierno dirigido por los talibanes ordenara cerrar las universidades a las mujeres. La medida provocó una fuerte condena mundial y desató algunas protestas y fuertes críticas dentro de Afganistán.

Protestas en Afganistán

Este jueves, decenas de mujeres se congregaron frente a la Universidad de Kabul. Es la primera gran protesta pública realizada en la capital de Afganistán. Se realizó después de que el martes se conociera la decisión de los talibanes de cerrar las universidades a las estudiantes. En agosto de 2021, el grupo extremista prohibió el acceso a la escuela secundaria para las mujeres.

Este sábado, reprimieron en la ciudad occidental de Herat a una protesta de decenas de mujeres. No obstante, la reacción contra las restricciones a la educación femenina está complicando los esfuerzos del régimen talibán por obtener el reconocimiento oficial. El levantamiento de las sanciones occidentales que obstaculizan la economía

La realidad que viven las afganas a día de hoy se asemeja cada vez más a la época del primer régimen de entre 1996 y 2001. En base a una rígida interpretación del islam y su estricto código social conocido como pastunwali, prohibieron la asistencia femenina a las escuelas y recluyeron a las mujeres en el hogar.