Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Alberto Fernández sobre el viaje a Lago Escondido: “Un claro caso de dádivas”

Fuertes declaraciones del mandatario sobre el caso en el que quedaron pegados jueces, empresarios y funcionarios porteños.





banner

El presidente Alberto Fernández volvió a referirse al escándalo por el viaje a Lago Escondido en octubre último. Realizado por magistrados, funcionarios porteños, empresarios de medios de comunicación y un exagente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), el mandatario lo calificó como “un claro caso de dádivas”. Todo salió a la luz en las horas previas a la condena a Cristina Kirchner en el juicio de la Causa Vialidad.

“La realidad es que lo que vimos da asco, no hay otra forma de explicarlo”, disparó Fernández en declaraciones a Net TV. Y aseveró: “Da asco ver a jueces, fiscales, funcionarios, metidos en esa trama, es algo que asquea. Y si bien es cierto que todos presumíamos que eso pasaba, nunca lo habíamos visto al descubierto”. Cabe recordar que el propio jefe de Estado ingresó el caso en la Justicia para que se investigue.

Al respecto, Fernández afirmó que la denuncia “no tiene que ver con los chats, tiene que ver con el viaje, porque el viaje supone la presunta comisión de un delito que se llama dádivas y un segundo delito que es el incumplimiento de los deberes de funcionario público. Y eso es lo que pedí que se investigue. No es que denuncié los chats; ni me preocupan las personas que participaron ni el diario Clarín”, aclaró el jefe de Estado.

“Me preocupa porque soy un demócrata, en mi sangre peronista también corre un poquito de la sangre de Raúl Alfonsín. Y si nosotros respetamos el Estado de derecho, no podemos mirar sin reaccionar lo que acabamos de ver, porque la democracia se construye con los tres poderes. Necesitamos jueces probos, funcionarios honestos y empresarios que no corrompan. Y lo que vimos fue jueces que no son probos, funcionarios que no son honestos y empresarios que corrompen”, expresó.

También explicó que el motivo que lo llevó a denunciarlo en Cadena Nacional fue “ver el lunes a la mañana que ningún medio hablaba del tema”. “No es que no hablaban de los chats, no hablaban del viaje”, dijo Fernández sobre los diarios de papel y la mayoría de los portales, y analizó: “Entonces, de lo que me di cuenta es de que había una suerte de pacto de la omertá, de no hablar. Dije: ‘¿Y cómo rompo esto?’. Y la única forma era hacer una Cadena Nacional”.

Consultado sobre si Julián Ercolini, uno de los jueces sospechado de recibir dádivas en el viaje a Lago Escondido, no había intervenido en una causa por el mismo delito, el mandatario dijo: “Ercolini es el que elevó a juicio la causa de Cristina, pero también elevó a juicio una causa por dádivas, donde el acusado era Ricardo Jaime, ¿cuál era el hecho que se investigaba? Dos fines de semana en Brasil, en avión privado”.

“¿Quién había pagado el avión privado? ¿Quién había pagado la estadía dos fines de semana? En este caso es uno, que es lo que hemos probado hasta acá”, puntualizó el Presidente. Y sobre el magistrado fue taxativo: “Este Ercolini no hace justicia, hace otra cosa. No es justicia lo que hace”. Para Fernández, Ercoloni “ha dicho cosas increíbles como juez”.

A lo cual, ejemplificó: “Cuando dispuso la detención de Cristóbal López y Fabián de Sousa argumentando que podían vender sus bienes, lo llamé y le dije: ‘No sé dónde estudiaste Derecho’ porque para preservar los bienes de una persona existe la inhibición general de bienes, el embargo, no hace falta detenerlos”. “Detener a una persona para que no venda sus bienes y mantenerla durante más de un año en esa condición es jurídicamente vergonzoso. Es un abuso judicial como nunca vi”, planteó en esa línea.

También sostuvo que cuando Ercolini “sacó el procesamiento de Cristina diciendo que era culpable porque había mandado un presupuesto al Congreso Nacional, después lo había promulgado en ley, y que allí había obras que beneficiaban al señor Lázaro Báez, lo llamé y le dije: ‘No puedo creer lo que estoy leyendo’”. El mandatario también negó que la denuncia por el viaje a Lago Escondido estuviera direccionada.

“La verdad es que durante nuestro Gobierno no hemos tenido ninguna relación con Clarín, esa es la realidad. No hemos tenido ninguna relación cercana ni mucho menos, y la realidad es que no hicimos esa denuncia tratando de perseguir a Clarín”, dijo al respecto. Asimismo, negó que los chats se hayan conocido por un hackeo de los servicios de inteligencia. “Yo garantizo que lo que pasó no es el resultado del hackeo de una institución del Estado nacional”, aseguró.

Respecto a los tribunales de Comodoro Py, Fernández se mostró muy crítico. “Excepción es (Daniel) Rafecas. Excepción es María Servini. Excepción es (Sebastián) Casanello. Esos son los buenos jueces que tiene la Justicia Federal”, diferenció. Se refirió entonces a la reforma judicial propuesta por el oficialismo que no logra aprobarse en el Congreso. “Los que se benefician con esos jueces son la gente de Cambiemos, no los quieren tocar. Esta Justicia le sirve a Cambiemos”, aseveró.

Por último, consideró que Rafecas “es el mejor hombre que tenemos para que sea el procurador en una República y en una Justicia independiente”, y se quejó porque nunca le dieron desde la oposición “una definición clara de qué era lo que impedía que Rafecas fuera procurador”. “La Corte también es servil a la oposición, absolutamente servil a la oposición”, añadió sobre el máximo tribunal.