Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Cristina Kirchner

POLÍTICA

Atentado contra Cristina Kirchner: revisarán la recusación contra la jueza de la causa

En la causa que investiga el atentado contra Cristina Kirchner evaluarán si la jueza sigue al fernte del caso o no.





banner

A raíz del poco avance que hubo en los peritajes e investigaciones, Cristina Kirchner, por medio de sus abogados, recusó a la jueza María Eugenia Capuchetti. Ante esto, la magistrada le cedió la investigación al fiscal Carlos Rívolo mientras que su rol dentro del expediente quedó en evaluación, aunque los camaristas la ratificaron para que siga al frente.

Ahora la Cámara Federal de Casación Penal revisará la decisión luego de que la querella de la Vicepresidenta presentó un una apelación contra el rechazo a su recusación. Tal es así que los apoderados de la líder del Frente de Todos, José Manuel Ubeira y Marcos Aldazábal, pidieron que la Corte Suprema de Justicia analice si la magistrada debe seguir en el caso o no.

El pasado 25 de noviembre pasado la sala I de la Cámara Federal confirmó a Capuchetti y rechazó la recusación de Cristina Kirchner. Ahora se les brindó la opción de avanzar con la apelación para llegar hasta Casación. El camarista Leopoldo Bruglia consideró que «si bien no torna imposible la continuación de su trámite, por la entidad que reviste, podría generar un “gravamen irreparable”».

En este sentido, resaltó que se trata «de una cuestión que hace a la posible vulneración de la garantía al debido proceso penal». Así, lo encontró «motivos suficientes» para que lo planteado sea tratado en Casación. De todos modos, se espera que en esta instancia judicial también se ratifique a la jueza Capuchetti más allá de las trabas en el expediente.

Los últimos avances sobre el ataque a Cristina Kirchner

El fiscal Rivolo pidió que se periten los celulares de Gerardo Milman, quien habría dicho que «cuando la maten» estaría camino a la Costa Atlántica, y sus asesoras. Además, pidieron las cámaras de seguridad del establecimiento donde almorzaron para constatar si las declaraciones de ambas mujeres son verídicas. Esto era lo que denunció como «irregular» la exmandataria.