Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Buenos Aires

SOCIEDAD

Buenos Aires: la «canasta de verano» llega con aumentos del 180%

Los productos necesarios para vacacionar en verano no descienden de los $150 mil en Buenos Aires.

Disfrutar del verano en Buenos Aires tiene un costo alto y no solo por las altas temperaturas. Al hacer una comparativa de precios, se concluyó que dotar a una familia de un kit de productos esenciales para pasar las vacaciones de verano tiene un costo superior a los $150 mil pesos. Se excluyen servicios de hotelería, trasporte y gastronomía. La compra de productos como mallas, protectores solares o sombrillas sufrió un marcado incremento en el último año, incluso por encima de la inflación.

«Dentro de los artículos necesarios para la Canasta de Verano 2023 algunas sufrieron aumentos muy fuertes de hasta el 180% interanual. Es el caso de los protectores solares, cremas hidratantes e insecticidas», sostuvo Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, a NA. Además, afirmó que «en el caso de indumentaria de baño y calzados para la playa los aumentos promedio han sido del 130% interanual».

Gastos extra

En el caso de acondicionar un automóvil el gasto promedio, incluyendo la adquisición de dos neumáticos es de $211.171. «El costo de la salida a ruta para aquellos que utilizan su auto particular encuentra incrementos de hasta un 130% interanual en neumáticos», explicó el economista. A esto hay que sumarle aumentos estacionales como el caso de peajes, que suelen incrementarse al inicio de la temporada de verano. También el aumento del combustible del 4% mensual para los próximos meses.

Si se suman todos los gastos sobre una base de vacaciones de 15 días con pasajes en avión y hospedaje en hotel 3 estrellas el gasto sería: a Mar del Plata $888.396, a San Carlos de Bariloche $950.748 y a Puerto Iguazú $997.288. «Para este Verano las expectativas turísticas son muy importantes. En la previa en los siete fines de semana largos que hubo en 2022 viajaron 12.479.534 turistas y dejaron un impacto económico directo de $255.124 millones de acuerdo a la CAME», señaló Di Pace.

El director de la consultora señaló que «los costos de salida hacia el exterior por los impuestos incorporados al turismo emisivo han generado por una parte mayor elección de destinos locales. Son más caros, pero siguen siendo más económicos en términos comparativos a opciones internacionales o regionales. No incorporan los traslados que implican viajes aéreos con sobrecarga impositiva» .