Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Dina Boluarte

MUNDO

Dina Boluarte presentará un proyecto para adelantar las elecciones

«He decidido asumir la iniciativa para lograr un acuerdo con el Congreso para adelantar las elecciones generales para el mes de abril del 2024», expresó Dina Boluarte.

La nueva presidenta de Perú, Dina Boluarte, presentará este lunes al Congreso un proyecto de ley para adelantar dos años las elecciones generales, hasta abril del 2024, en medio de tensiones en el país minero tras la destitución del exmandatario Pedro Castillo.

Boluarte asumió al poder la semana pasada luego de que el Congreso destituyera a Castillo, que intentó sorpresivamente disolver el parlamento dominado por la oposición. «He decidido asumir la iniciativa para lograr un acuerdo con el Congreso para adelantar las elecciones generales para el mes de abril del 2024», expresó.

Boluarte explicó que antes de realizarse las elecciones anticipadas, su gobierno promoverá en el Congreso una reforma del sistema político. Esto permitiría tener un «gobierno más eficiente, transparente y participativo, ajeno a la práctica de corrupción y legitimado por la participación ciudadana».

El anuncio se produce tras la muerte de dos adolescentes en una protesta en la región de Apurimac el domingo, que dejó también varios heridos, en demanda de un adelanto de elecciones tras el abrupto cambio de poder. Cientos de personas efectúan protestas desde la semana pasada en distintas ciudades del interior del país y en Lima, en busca de evitar que Boluarte cumpla el actual mandato hasta julio de 2026, informó Reuters.

Boluarte manifestó que para recuperar el orden, su Gobierno declaró el «estado de emergencia» en las regiones de protestas. Los manifestantes, muchos de ellos simpatizantes del exmandatario, demandan también el cierre del Congreso y la liberación de Castillo, quien cumple un arresto preliminar desde el miércoles tras el fallido intento de cerrar el parlamento. Castillo es investigado por la fiscalía por el presunto delito de «rebelión y conspiración».