Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Dólar

ECONOMÍA

Dólar banana: el Gobierno comenzó a regular el precio de la fruta en el Mercado Central

En el mercado central ya comenzó a regir el «dólar banana» que regula el precio de la fruta durante el año.

Las medidas de parte del Gobierno nacional para detener la suba de precios se renuevan día a día. Ahora en el Ministerio de Economía decidieron también combatir la inflación desde adentro y por eso lanzaron el «Dólar banana«. Si bien no se trata de un tipo de cambio diferenciado para los productores, se trata de una regularización en los precios del Mercado Central de la fruta más consumida.

De esta manera, la usan como un parámetro para el resto de las frutas y verduras comercializadas allí. El acuerdo busca reducir el precio por kilogramo del mercado interno de la banana luego de un acuerdo con sus importadores. Durante la jornada de venta aparecieron cajas de 20 kilos a $5.000, a razón de unos $250 por kilogramo, bajo el programa de Precios Justos.

Esta medida hace que el Gobierno se comprometa a reducir a 30 días el plazo de entrega de dólares para los importadores. Hasta hace algunas semanas era de entre 60 y 180 días de demora para ellos. Así, se busca que el intercambio sea más rápido y que los valores no se disparen a raíz de que el 80% de las bananas del país son importadas y se rigen por el dólar.

A su vez, en el Ministerio de Economía realizarán una evaluación sobre esta iniciativa y en caso de que les dé efecto, lo extenderán. Las frutas, verduras y hortalizas no todas están dentro de Precios Justos y si el Gobierno observa que los precios bajan o se mantienen, ampliarán la gama de productos a alcanzar, aunque parece una tarea compleja.

En lo más alto de la inflación

Durante los últimos meses, los alimentos y bebidas se ubicaron en lo más alto del desglose interno de la inflación. En algunos meses incluso superaron el 10% de aumento, aunque cabe remarcar que en el caso de las frutas y verduras depende mucho la estación del año y la condición climática, dos factores que hacen que sus precios varíen semana a semana.