Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Bono

ECONOMÍA

El Gobierno anunció un bono de fin de año para el Potenciar Trabajo y trabajadores del sector privado

El Gobierno decretó un bono de fin de año para trabajadores privados y beneficiarios del Potenciar Trabajo.

En la tarde del miércoles 14 de diciembre, la ministra de Trabajo, Raquel «Kelly» Olmos, y su par de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, anunciaron un bono de fin de año. Por un lado, los beneficiarios del Potenciar Trabajo recibirán una ayuda extra mientras la Justicia avanza con la investigación sobre las irregularidades que presentó el programa en los últimos meses.

Por su parte, los trabajadores del sector privado también tendrán un refuerzo sobre el cierre del 2022. En el caso de estos últimos, el bono será de $24.000 para aquellos que tengan remuneraciones de hasta $185.000. Esta cifra es la suma de tres salarios mínimo, vital y móvil, un parámetro que marca la diferencia entre las diferentes clases sociales.

Además, Olmos, explicó que «el bono es el producto de un esfuerzo compartido con el Estado en el caso de las empresas PyME. El Estado absorverá el 50% del costo a través de la deducción de los anticipos de impuesto a las ganancias». También, aclaró que «está previsto que sea en una sola cuota y es de carácter general para todos aquellos trabajadores incluidos en la ley de contrato de trabajo».

Bono para el Potenciar Trabajo

Por otro lado, los beneficiarios del programa Potenciar Trabajo recibirán un bono de fin de año de $13.500. Esta medida había sido adelantada desde el Gobierno, aunque se desconocía el monto porque se estima que hay un total de 3.000.000 de personas que lo perciben. Esto se da en medio de un contexto de tensión absoluta entre el Estado, las organizaciones sociales y los que cobran la ayuda estatal.

Lo que ocurrió es que se detectaron que personas fallecidas continuaban cobrando el Potenciar Trabajo. Además de otro grupo que compró divisas extranjeras con el mismo. A raíz de esto, el Gobierno inició una auditoría que desde las organizaciones sociales cuestionaron. Finalmente, acordaron hasta febrero no avanzar con la causa a cambio de que no haya cortes de tránsito.