Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Papa Francisco

MUNDO

El papa Francisco compara la guerra en Ucrania con una operación nazi de la Segunda Guerra Mundial

«Que el recuerdo de este horrible suceso despierte en todos intenciones y acciones de paz», expresó el pontífice.

Este miércoles, el papa Francisco comparó la guerra en Ucrania con una operación nazi que acabó con la vida de unos dos millones de personas, en su mayoría judíos, durante la Segunda Guerra Mundial. Hablando ante unos peregrinos polacos en su audiencia general semanal, Francisco recordó que la Universidad Católica de Lublin, conmemoró en fecha reciente el aniversario de la Operación Reinhard.

Era el nombre en clave de una operación secreta en una parte de la Polonia ocupada que los alemanes llamaron la zona del «Gobierno General», que incluía territorio ahora en Ucrania. «Que el recuerdo de este horrible suceso despierte en todos intenciones y acciones de paz», expresó, mencionando específicamente la operación, afirmando que fue de «exterminio».

A continuación, se salió del guion para añadir: «Y la historia se repite. Ahora vemos lo que está ocurriendo en Ucrania». Desde que comenzó la invasión en febrero, el pontífice ha sido cada vez más enérgico en su condena de las acciones de Rusia. El mes pasado dijo que los ucranianos estaban sufriendo un «martirio de agresión».

El Papa también comparó los efectos de la guerra en los ucranianos con el «terrible genocidio» de los años 30, cuando el líder soviético Josef Stalin infligió la hambruna en el país. El pontífice ha ofrecido en varias ocasiones la mediación del Vaticano para resolver el conflicto, pero sus crecientes críticas a Rusia lo han hecho muy improbable, informó Reuters.

Francisco ha ofrecido varias veces la mediación del Vaticano para resolver el conflicto, pero sus crecientes críticas a Rusia hacen que esto sea muy poco probable. En una entrevista el mes pasado con la revista jesuita América, Francisco habló de lo que llamó la crueldad de las fuerzas rusas en Ucrania. El canciller ruso, Sergei Lavrov, calificó los comentarios de «no cristianos» e incomprensibles.