Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Donald Trump

MUNDO

Empresas de Donald Trump fueron condenadas por fraude fiscal

Este veredicto se produce cuando Donald Trump afronta una investigación por su manejo de documentos clasificados durante su mandato.

Un tribunal de Nueva York declaró el martes culpable de fraude y evasión fiscal a dos empresas de la Organización Trump, el holding familiar del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump. El jurado encontró a las compañías Trump Corp. y Trump Payroll Corp. culpables de «todos los cargos» que enfrentaban, afirmó el fiscal del distrito Manhattan, Alvin Bragg.

Ambas firmas estaban acusadas de múltiples cargos de fraude fiscal y falsificación de registros comerciales en relación con un esquema que durante 15 años no reportó ni pagó impuestos sobre la compensación de sus altos ejecutivos, informó Télam.

Trump y sus familiares no fueron acusados en este caso. Pero los fiscales sostuvieron reiteradamente durante el proceso que existió una conexión entre el expresidente y los beneficios otorgados a ciertos ejecutivos. Entre esos beneficios figuraron departamentos financiados por las empresas, alquiler de automóviles y gastos personales.

El fiscal Joshua Steinglass explicó en su alegato final que Trump «sancionó explícitamente» el fraude fiscal. Además, exhortó al jurado a rechazar el argumento de la defensa. Según la cual, el exdirector financiero de la Organización Trump, Allen Weisselberg, fue un empleado deshonesto impulsado por su propia codicia.

Este veredicto se produce cuando Trump afronta una investigación por su manejo de documentos clasificados. El magnate sigue sin reconocer aún el resultado de las elecciones de 2020, que perdió ante el presidente Joe Biden. Trump ya anunció que se postulará nuevamente a la Casa Blanca en 2024.

Asimismo, Trump enfrenta una demanda civil por 250 millones de dólares de la fiscal general de Nueva York, Letitia James. El exmandatario y a sus hijos adultos fueron acusados de estar involucrados en un fraude que se extendió por una década. James procura inhabilitarlos a perpetuidad para que se desempeñen como funcionarios o directores de empresas en el estado Nueva York.