Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Fernando Báez Sosa
Burlando habló de la situación de Villa y Cortés.

SOCIEDAD

En la antesala al juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, Burlando anticipó que «será largo»

Se acerca el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa y Fernando Burlando anticipó lo que se espera del proceso.

El próximo 2 de enero comenzará el juicio contra los rugbiers en el marco del asesinato a Fernando Báez Sosa. El violento hecho ocurrió el 18 de enero del 2020, en Villa Gesell, y se espera que a inicios del 2023 haya una condena para los responsables. En este contexto habló Fernando Burlando, abogado de los padres, y anticipó que será un juicio extenso.

El letrado mediático se hizo cargo de la defensa de Silvino y Graciela, padres de Fernando Báez Sosa. A pocos días de iniciarse el juicio contra los asesinos, Burlando explicó: «Va a ser un juicio largo que seguramente va a durar varios días de enero, porque hay mucha prueba para producir: hay más de 170 testigos citados y eso hace que el juicio se vaya demorando, pero es una demora sana».

El abogado señaló que han sido de gran complejidad los dos años transcurridos porque son ocho los individuos a juzgar. «El hecho de que sean tantos los imputados hace que se hayan realizado planteos de todo tipo», comentó. De todos modos se mostró confiado de que la Justicia será fundamental para que los rugbiers queden presos con la máxima condena.

«Los imputados nunca declararon, pero no necesitamos que declaren o aclaren, porque hay mucha prueba que los compromete. La digitalización a nivel probatorio se hizo presente desde antes del asesinato de Fernando, porque está todo registrado desde el incidente dentro del local bailable», enfatizó Fernando Burlando en declaraciones radiales.

A pesar de su larga trayectoria como abogado, reconoció que en este caso observó cuestiones que no había tenido que afrontar. Uno de los puntos que más le llamó la atención es la frialdad con la que se manejaron y mantuvieron los acusados del crimen. «En ningún momento hay una nota de remordimiento, de angustia. En tantos años que tengo de profesión no he visto cosas similares«, sentenció.