Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Kylian Mbappé
Foto de FIFA

DEPORTES

Kylian Mbappé vs. Hakimi: la historia de un duelo amistoso

La Francia de Kylian Mbappé y Marruecos se enfrentarán en una de las dos semifinales de la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™.

Les Bleus y Los Leones del Atlas jugarán en el Estadio Al Bayt el próximo miércoles, 14 de diciembre. La Francia de Kylian Mbappé sigue defendiendo el título ganado en Rusia 2018. Está a dos partidos de poder repetir la hazaña, algo que solo han conseguido Italia (1934 y 1938) y Brasil (1958 y 1962). Por su parte, la Marruecos de Hakimi no quiere despertar del sueño que está viviendo en Qatar. Está haciendo historia como la mejor selección africana o árabe de todos los tiempos en la Copa Mundial.

Pero una de las dos selecciones pondrá fin a su aventura. Galos y marroquíes se medirán en duelo por un puesto en la gran final que se llevará a cabo el próximo domingo en el Estadio de Lusail. Un duelo marcado por el vínculo entre ambos países, una conexión que se ve a simple vista en el equipo de los Leones del Atlas, donde dos de sus jugadores nacieron en Francia (Romain Saiss y Sofiane Boufal), además del seleccionador Walid Regragui, nacido en Corbeil-Essonnes.

Sin embargo, las miradas de los hinchas se posarán principalmente en el costado derecho según defiende Marruecos, el izquierdo por el que ataca Francia. En esa zona, el partido tendrá un sentido diferente. Cuando Kylian Mbappé active su talento sobre el terreno de juego, probablemente tendrá enfrente a su amigo Hakimi, dispuesto a ocultar toda la magia del ‘10’ de Les Bleus. Cuando el marroquí decida subir por la banda, Kylian tendrá la obligación de perseguirlo. Un atacante con alma de estrella contra un defensa con espíritu ofensivo. Pero ante todo, un combate entre amigos.

No hace mucho que Kylian Mbappé y Hakimi forjaron su amistad, concretamente hace poco más de un año. En el verano de 2021, el futbolista marroquí nacido en Madrid fichó por el Paris Saint-Germain francés y en la capital gala le esperaba con los brazos abiertos un compañero que pronto se convertiría en hermano y confidente.

Desde entonces, es habitual ver juntos a los dos grandes ídolos de Francia y Marruecos. Mbappé y Hakimi están siempre uno al lado del otro. Cuando se cambian, cuando entrenan, cuando saltan al campo defendiendo a su equipo, cuando celebran goles, cuando están en su tiempo libre, e incluso cuando viajan. No es de extrañar ver a Kylian jugar a los videojuegos con Achraf, o visitar España en los viajes del lateral derecho marroquí al país que le vio nacer. La sintonía entre ambos es total.

Generación del 98
La distancia entre Mbappé y Hakimi es estrecha desde 1998. El marroquí es tan solo 46 días mayor que el francés y quizás eso también sea un motivo de conexión entre ambos. Además, aunque en la actualidad son referentes para muchos, Kylian y Achraf tuvieron una infancia humilde y sin grandes lujos, más allá del de jugar al fútbol a todas horas.

Hakimi nació en Madrid. El futbolista al que ahora admiran todos los hinchas de los Leones del Atlas proviene de una familia que emigró a España en busca de un mejor porvenir. Su padre, Hassan, era vendedor ambulante mientras su madre, Saida, ejercía de limpiadora doméstica. En sus inicios como canterano del Real Madrid, Achraf acudía a la ciudad deportiva en un Renault 21 con cartones en los cristales, el mismo vehículo que utilizaba su padre para vender en los mercadillos de la zona. Eso sí, el fútbol y el futuro de Hakimi eran factores innegociables para la familia.

Mbappé también creció en el seno de una familia modesta y sencilla donde el deporte jugaba un papel fundamental. Su padre, Wilfried, de origen camerunés, siempre estuvo vinculado al fútbol siendo entrenador en escuelas locales y técnico del AS Bondy durante 25 años. Su madre, Fayza, es argelina y fue jugadora de balonmano femenino en Francia. La familia se instaló en Bondy. Se trata de un suburbio multirracial al noreste de París. La riqueza y el lujo brilla por su ausencia. La mezcla cultural emerge por todas sus calles, calles que hoy respiran fútbol y presumen de su vecino más famoso.

«El pingüino»: el apodo que utiliza Hakimi con Kylian Mbappé

Los códigos dentro de los vestuarios es lo más íntimo que existe dentro de un equipo. Sin embargo, las celebraciones de los futbolistas o los mensajes en las redes sociales pueden revelar algunos de los secretos más personales de las grandes estrellas mundiales.

Uno de esos secretos es el apodo que utiliza Hakimi con Kylian Mbappé: ‘El Pingüino’. Marroquí y francés han celebrado más de un gol juntos haciendo el gesto del pingüino. El porqué del festejo salió a la luz cuando Kylian publicó en sus redes sociales la dedicatoria de su amigo después de anotar un hat-trick frente al Lille. ‘Pingüino nº1’ aparecía sobre la firma de Hakimi en el balón con el que Mbappé marcó tres goles.

Lejos de distanciarse, la Copa Mundial ha unido aún más a dos amigos inseparables. La gran figura de Les Bleus visitó la concentración de Marruecos para ver a su compañero en el PSG y próximo rival en las semifinales de la gran cita mundialista. El encuentro se produjo el día antes de que los Leones del Atlas vencieran a España en los octavos de final del torneo. Ese partido se decidió en la tanda de penaltis. Hakimi celebró su gol en un lanzamiento decisivo haciendo el pingüino. Mbappé reaccionó en redes felicitando a su amigo con el emoji correspondiente.

En Qatar 2022, el destino ha querido que ambos peleen por ser finalista en la Copa Mundial. El ganador sonreirá y seguirá haciendo historia con su selección, pero seguro que encontrará un momento para consolar al amigo que dejará en el camino.