Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ucrania

MUNDO

La difícil situación de las regiones ucranianas anexionadas

El mandatario ruso anunció que se intensificará la vigilancia en las cuatro regiones anexadas.

El presidente ruso, Vladimir Putin, manifestó que la situación en cuatro zonas de Ucrania que Moscú ha declarado parte de Rusia es «extremadamente difícil». Además, ordenó a los servicios de seguridad que intensifiquen la vigilancia para asegurar sus fronteras y combatir nuevas amenazas.

Los comentarios de Putin en el Día de los Servicios de Seguridad, una fecha celebrada en toda Rusia, se produjeron mientras Kiev renovaba sus peticiones de más armamento después de que drones rusos alcanzaran objetivos energéticos y mientras crece el temor a que Bielorrusia, aliada de Moscú, pueda abrir un nuevo frente de invasión contra Ucrania.

Putin ordenó a los Servicios Federales de Seguridad (FSB) que intensificaran la vigilancia de la sociedad rusa y de las fronteras del país para combatir la «aparición de nuevas amenazas» procedentes del exterior y de traidores en el interior. «La situación en las Repúblicas Populares de Donetsk y Luhansk, en las regiones de Jershon y Zaporiyia es extremadamente difícil», expresó el mandatario.

En septiembre, un desafiante Putin procedió a anexionarse una franja de Ucrania —alrededor del 15% del país— en una ceremonia en el Kremlin. Pero a principios de este mes anunció que la guerra «puede ser un proceso largo». Esta medida fue condenada por Kiev y sus aliados occidentales como ilegal, informó Reuters.

Kiev, mientras tanto, buscaba más armas en Occidente después de que drones «kamikazes» rusos atacaran objetivos energéticos a primera hora del lunes. «Armas, proyectiles, nuevas capacidades de defensa, (…) todo lo que nos permita acelerar el final de esta guerra», expresó el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.