Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Reino Unido

MUNDO

Las enfermeras británicas comienzan una huelga en una fuerte disputa salarial

Se calcula que unas 100.000 enfermeras harán huelga en 76 hospitales y centros de salud, cancelando unas 70.000 citas, procedimientos y operaciones.

El personal de enfermería del Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido convocó este jueves una huelga, la primera de carácter nacional, en un agrio conflicto salarial con el Gobierno debido a la alta inflación, que aumenta la presión sobre los hospitales, ya de por sí saturados, en una de las épocas de mayor actividad del año.

La huelga de enfermeras del 15 y 20 de diciembre no tiene precedentes en los 106 años de historia del sindicato británico de enfermería, pero el Royal College of Nursing (RCN) afirma que no tiene otra opción, debido a los problemas de los trabajadores para llegar a fin de mes.

Se calcula que unas 100.000 enfermeras harán huelga en 76 hospitales y centros de salud, cancelando unas 70.000 citas, procedimientos y operaciones en el NHS, financiado por el Estado. Las enfermeras quieren un aumento salarial del 19%, argumentando que llevan una década de recortes en términos reales y que los bajos salarios se traducen en escasez de personal y en una atención insegura para los pacientes.

Reino Unido se enfrenta a una oleada de huelgas este invierno boreal, que paralizarán la red ferroviaria y el servicio postal. Los aeropuertos también se preparan para sufrir trastornos en Navidad. Una inflación superior al 10%, acompañada de ofertas salariales en torno al 4%, aviva las tensiones entre sindicatos y empleadores, informó Reuters.

Sin embargo, de todas las huelgas, la imagen de las enfermeras en los piquetes será la más destacada para muchos británicos este invierno boreal. «Es un día trágico. Es un día trágico para la enfermería, es un día trágico para los pacientes, los pacientes de hospitales como este, y es un día trágico para la gente de esta sociedad y para nuestro NHS», declaró Pat Cullen, líder del sindicato Royal College of Nursing (RCN).

El secretario de Salud británico, Steve Barclay, lamentó profundamente que se mantuviera la huelga. «He estado trabajando con todo el gobierno y con los médicos fuera del sector público para garantizar niveles seguros de dotación de personal, pero sigo preocupado por el riesgo que las huelgas suponen para los pacientes», comentó.