Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ministerio de Salud

SOCIEDAD

Leve marcha atrás: el Ministerio de Salud autoriza excepciones para el uso de recetas digitales

Una flexibilización que tendrá vigencia durante dos meses más. A quiénes beneficiará.

Tras la incertidumbre generada en gran parte de la sociedad, el Ministerio de Salud decidió dar una leve marcha atrás en torno a las recetas digitales o electrónicas. Luego de determinar que las fotos de las recetas dejarían de tener validez, la cartera sanitaria de la Argentina aclaró este miércoles que permitirá que algunos pacientes con tratamientos crónicos utilicen recetas de papel enviadas por WhatsApp o mediante fotos hasta el 28 de febrero de 2023.

Según aclaró la jefa de Gabinete de la cartera sanitaria, Sonia Tarragona, se trata de una excepcionalidad para quienes tengan impedimentos de traslado y no cuenten con la posibilidad de generar una nueva prescripción. “Dejan de ser válidas las fotos de las recetas que no son recetas digitales. Son recetas en papel que se envían por medios electrónicos”, aclaró Tarragona, según recopiló NA.

En este sentido, continuó: “Siguen vigentes y son válidas todas las modalidades de las recetas electrónicas y en papel que se están utilizando que son en la mayoría de las provincias, en todos los financiadores públicos, en la mayoría de la seguridad social y en el sector público”. El pasado lunes, a través de la resolución 3622/2022 publicada en el Boletín oficial, el Gobierno informó la eliminación del uso de fotos de las recetas médicas de papel para comprar un medicamento o solicitar un tratamiento.

Por ello, la funcionaria diferenció las recetas digitales, que cuentan con firma electrónica, de las que son enviadas por medios electrónicos a través de fotografías o impresiones, pero que fueron escritas en papel. Estas últimas son las que perderán vigencia dado que desde el ministerio a cargo de Carla Vizzotti registraron irregularidades en el acceso a medicamentos.

Consultada por los motivos de la restricción, la jefa de Gabinete de la cartera aclaró: “Hay varias cosas, algunas que tienen que ver con la salud pública, la imposibilidad de dar trazabilidad a tratamientos, seguridad y garantías a los pacientes de quien prescribió es un profesional habilitado”. “Por el lado de la eficiencia en la salud, estas recetas fotos permitían comprar el mismo medicamento en varias farmacias sin que eso se advirtiera”, advirtió.

A lo cual, puntualizó: “Nosotros como ministerio de salud necesitamos impulsar el uso adecuado de medicamentos, es complicado durante los tiempos de pandemia”, agregó Tarragona. En tal sentido, la funcionaria aclaró que “no termina la receta electrónica”, y enfatizó en que “el Ministerio de Salud impulsa el uso de recetas digitales”, según declaró a medios acreditados en la Casa Rosada.

“Se extiende esta excepción hasta el 28 de febrero, y solo para aquellos que utilizan este sistema y solo para tratamientos crónicos”, subrayó Tarragona y destacó que la medida se anunció en plena pandemia y estuvo condicionada a la finalización del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) determinado durante la pandemia de coronavirus.

Que sostienen desde el sector farmacéutico

A su turno, Ricardo Pesenti, titular de la Confederación Farmacéutica Argentina, aseguró que ve con “buenos ojos” el fin de la modalidad dado que “en definitiva la parte de la población que lo estaba utilizando es muy pequeña”. “Estamos viendo desvíos en complicaciones administrativas como de poder llegar al acceso de los medicamentos con cierta seguridad”, expresó.

En la misma línea, aclaró que las impresiones o fotos de las recetas “son muy complejas y generaban posibilidades de error” en la carga de datos. Además, reiteró la importancia en avanzar en el uso de la prescripción médica digital. Desde julio de 2020, rige la ley de Receta Electrónica que se encuentra en la etapa final de su reglamentación y que deberá funcionar en coordinación con la ley de Telemedicina sancionada en 2021.