Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Lula Da Silva

MUNDO

Lula da Silva responsabiliza a Jair Bolsonaro de incentivar a activistas «fascistas» a provocar violencia

«Este ciudadano que todavía no reconoció la derrota sigue incentivando a los activistas fascistas que están en las calles movilizados», aseguró Lula da Silva.

El presidente electo de Brasil, Lula da Silva, acusó el martes al mandatario saliente, Jair Bolsonaro, de incentivar a activistas «fascistas» a provocar violencia, como la quema de vehículos y el ataque a una comisaría ocurrida en la noche del lunes en Brasilia, y advirtió sobre el crecimiento de la extrema derecha en varios países, incluida la Argentina.

«Este ciudadano que todavía no reconoció la derrota sigue incentivando a los activistas fascistas que están en las calles movilizados», aseguró Lula durante un discurso en el cual hizo un balance de los informes generados por el equipo de transición de cara a su asunción de su tercer mandato el 1 de enero, informó Télam.

Según Lula, Bolsonaro está siguiendo una suerte de guion inaugurado por Donald Trump por no haber reconocido aún la derrota. «Él está siguiendo un rito que todos los fascistas están siguiendo en el mundo, forman parte de una organización de extrema derecha, no solo presentes en Brasil, sino en España, Italia, Estados Unidos, en Hungría, e inclusive en nuestra querida Argentina», aseguró Lula.

Lula aseguró que Bolsonaro debería hacer lo que el mismo realizó al perder las elecciones de 1989, 1994 y 1998, que es reconocer la derrota ante el adversario vencedor. El futuro ministro de Justicia, Flavio Dino, aseguró en la ceremonia que más allá de los desmanes ocurridos en la noche del lunes no van a impedir la realización de los actos oficiales de la asunción de Lula.

«Vamos a hacer la más multitudinaria asunción de un presidente de la historia», dijo Dino. Bolsonaristas que reclaman al Ejército una intervención para dar un golpe de Estado y mantener a Bolsonaro en el poder quemaron tres automóviles y cinco micros en el marco de las protestas contra la asunción de Lula.