Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Twitter

MUNDO

Una gran caída de Twitter deja a miles de usuarios sin servicio

La mayoría de los avisos procedieron de usuarios que afirmaban haber tenido problemas técnicos para acceder a la red social a través del navegador web.

En la noche del miércoles, Twitter sufrió una interrupción, dejando decenas de miles de usuarios en todo el mundo sin poder acceder a una de las redes sociales más populares o utilizar sus funciones clave durante horas varias antes de que los servicios parecieran volver a estar disponibles.

Se trata de la primera interrupción generalizada del servicio de Twitter desde que el multimillonario Elon Musk asumió como jefe de la empresa a finales de octubre. Downdetector, un sitio web que rastrea las interrupciones a través de diversas fuentes, informó que había más de 10.000 usuarios afectados de Estados Unidos, unos 2.500 de Japón y unos 2.500 del Reino Unido en el momento de mayor perturbación.

La mayoría de los avisos procedieron de usuarios que afirmaban haber tenido problemas técnicos para acceder a la red social a través del navegador web. Los avisos de interrupciones de Twitter disminuyeron horas más tarde, según el sitio web, y después, algunos usuarios comentaron que el servicio había vuelto a la normalidad.

Twitter no respondió inmediatamente a una petición de comentarios de Reuters y la página de estado de la red social mostró que todos los sistemas estaban operativos. Musk tuiteó más tarde que se habían introducido «cambios significativos en la arquitectura del servidor ‘backend’».

También agregó que «Twitter debería ir más rápido», pero su mensaje no hacía referencia al tiempo de inactividad señalado por los usuarios. Un éxodo de trabajadores, muchos de los cuales fueron despedidos, desde la adquisición de Musk ha generado preocupaciones sobre si Twitter puede mantener sus operaciones y regular el contenido.

Los problemas técnicos más recientes se producen después de que una gran cantidad de trabajadores rechazaran un ultimátum de Musk, enviado por correo electrónico en noviembre, de comprometerse con un nuevo entorno de trabajo «duro» o dejar la empresa.