Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Juan Guaidó

MUNDO

Venezuela: la oposición quiere destituir a Juan Guaidó

La oposición se está centrando en buscar un candidato para competir contra Maduro en las elecciones presidenciales programadas para 2024.

Los partidos de la oposición de Venezuela buscan destituir a Juan Guaidó para impedir que su gobierno interino se extienda por un año más, y además controlar los activos en el extranjero como el refinador Citgo, informaron el miércoles voceros de los principales partidos de la oposición del país.

Guaidó controla el refinador con sede en Houston, una filial de la petrolera estatal PDVSA, desde 2019, cuando se declaró presidente interino y nombró una junta administradora. Washington aún reconoce a Guaidó como líder legítimo en lugar del presidente Nicolás Maduro.

El fracaso del líder opositor en llegar a un acuerdo con la administración de Maduro sobre nuevas elecciones y su dependencia de las sanciones de Estados Unidos, lo ha hecho tener diferencias con grupos de la oposición venezolana. Guaidó convocó a una sesión especial del congreso para este jueves a fin de extender el mandato de su gobierno interino por otro año.

También, en gran parte, para mantener el control sobre Citgo y otros activos estatales en el extranjero. Pero los partidos políticos proponen, en cambio, reemplazar a Guaidó con una comisión de cinco miembros designados por el parlamento para proteger los activos externos, informó Reuters.

La propuesta planteada es la disolución del gobierno interino. Con excepción de la junta Ad Hoc de PDVSA Holding —que administra Citgo—, así como la junta Ad Hoc del Banco Central. «Adicionalmente, se crearía una comisión para velar por otros activos», explicó el opositor Alfonso Marquina.

La oposición se está centrando en buscar un candidato para competir contra Maduro en unas elecciones presidenciales programadas tentativamente para 2024. En las encuestas de consultoras locales, la aprobación de Guaidó ha caído en torno al 17%. Muy lejos del más del 60% que disfrutó tras asumir la presidencia interina.