Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alberto Fernández

POLÍTICA

Alberto Fernández se fue de Miramar entre insultos y abucheos

Alberto Fernández fue a Miramar pero se retiró insultado y abucheado por el público presente en el club de rugby.





banner

La temporada de verano es un periodo ideal del año para que los políticos realicen sus campañas electorales cerca de los ciudadanos. Es por eso qué gran parte de los futuros candidatos a presidente se encuentran en la Costa Atlántica y Alberto Fernández no fue la excepción. El mandatario llegó a Miramar para anunciar la construcción de una cancha de hockey pero se fue insultado.

Tras un fin de semana en la residencia de Chapadmalal, el jefe de Estado estuvo en el Miramar Rugby Club para el anuncio de una cancha de hockey de césped sintético. Sin embargo, cando se retiró del lugar, un grupo de personas lo estaba esperando para despedirlo de una manera bastante diferente a la que él esperaba: con abucheos.

«Chau ladrón«, es el grito que más fuerte se escucha en el video que compartió el usuario de Twitter @pirunguito. Además, los gritos se extendieron a «chorro«, «ladrón» y algunos insultos. Mientras tanto, Alberto Fernández iba en el coche presidencial custodiado por la Policía Federal para retirarse de la zona entre abucheos y gritos en su contra, según compartó NA.

El anuncio de Alberto Fernández

Por su parte, el presidente señaló que la temporada de verano 2023 inició con niveles prometedores y que «se estima que movilizará más de un billón de pesos e ingresarán casi dos millones de turistas». En este mismo sentido, indicó que se reunió «con el sector turístico y dialogamos sobre sus necesidades para seguir creciendo y mejorando la oferta».

«También recorrimos el Miramar Rugby & Hockey Club. A través del programa Clubes en Obra, hicimos reformas y nuevas instalaciones en todo el club, que fomenta el encuentro e inclusión a través del deporte», agregó el dirigente junto a algunas fotos de lo que fue la jornada. De esta manera, el viaje del mandatario por la Costa Atlántica no terminó de la mejor manera, más aún recordando lo que fue el año pasado con los penales que pateó.