Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Brasil

MUNDO

Bolsonaristas invaden el Congreso de Brasil y piden un golpe de Estado para derrocar a Lula da Silva

Las imágenes son impactantes y se producen a una semana de la asunción del líder del Partido de los Trabajadores.

Miles de seguidores del exmandatario de Brasil Jair Bolsonaro invadieron este domingo el Congreso Nacional, en Brasilia. Se trata de miles de militantes de derecha que piden intervención militar para llevar adelante un golpe de Estado para derrocar al presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien asumió al cargo el domingo 1 de enero, tras el histórico balotaje de octubre del año pasado.

La invasión se dio prácticamente sin resistencia de la Policía de la capital federal. Los manifestantes rompieron vidrios, cámaras de seguridad, armarios y despachos en el Planalto, la sede del Gobierno, y el Supremo Tribunal Federal (STF) del vecino país. Llegaron en caravanas de todo Brasil, mientras Bolsonaro se encuentra en Orlando, Estados Unidos, adonde viajó tras abandonar el poder.

Al momento del hecho, Lula se encontraba en Araraquara, interior del Estado de San Pablo, en una visita prevista en agenda desde el viernes para ver zonas de desastre causados por las lluvias. En tanto, algunos manifestantes llegaron hasta la puerta del Palacio del Planalto, según mostró el canal GloboNews, consignó la agencia Télam.

Primeras voces oficiales brasileñas en manifestarse al respecto

Tras el estallido del conflicto Lula da Silva y Bolsonaro no emitieron palabras al respecto. Sí lo hizo el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Flávio Dino. A través de Twitter, sostuvo que “este absurdo intento de imponer la voluntad por la fuerza no prevalecerá”. “El Gobierno del Distrito Federal asegura que habrá refuerzos. Y las fuerzas a nuestra disposición están trabajando. Estoy en la sede del Ministerio de Justicia”, aseguró.

“Estos actos antidemocráticos deben sufrir el rigor de la ley”, afirmó por su parte el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco. “Hablé hace un rato, por teléfono, con el gobernador del Distrito Federal, Ibaneis Rocha, con quien he estado en contacto permanente. El gobernador me informó que está concentrando los esfuerzos de todo el aparato policial para controlar la situación”, dijo Pacheco.

“Las fuerzas de seguridad del Distrito Federal, además de la Policía Legislativa del Congreso, están comprometidas con la acción. Repudio con vehemencia estos actos antidemocráticos”, concluyó el titular del Senado brasileño.

En tanto, la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), espacio gobernante, Gleisi Hoffmann, acusó a Rocha, aliado de Bolsonaro, de haber liberado la zona para permitir el avance de los golpistas. “El gobierno del DF fue irresponsable ante la invasión de Brasilia y el Congreso Nacional. Es un crimen anunciado contra la democracia. Gobernador y su secretario de seguridad, bolsonarista, son responsables de lo que sucede”, incriminó.

También se refirió a la toma del Congreso la diputada socialista del vecino país Erika Hilton. “Los terroristas invaden el Tribunal Supremo Federal y destruyen todo. También invadieron el Palacio y Congreso del Planalto. Es evidente el involucramiento del Gobierno del Distrito Federal en la destrucción de la Capital de Brasil. Todos tienen que ser castigados”, expresó la legisladora, acompañando el mensaje con un video de lo sucedido en el interior del Parlamento.

La comparación con la invasión al Capitolio de Estados Unidos

La situación ocurrida este domingo en Brasil rápidamente se comparó con la invasión al Capitolio, el Congreso de Estados Unidos, en enero de 2020. En ese entonces, militantes de Donald Trump manifestaron su desconocimiento a la derrota electoral del entonces presidente norteamericano, aliado de Bolsonaro, a manos del actual titular de la Casa Blanca, Joe Biden.

En desarrollo.