Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Vaticano

MUNDO

Cientos de fieles y políticos despiden a Benedicto XVI en el Vaticano

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, y la premier italiana, Georgia Meloni, sin algunas de las figuras políticas que presentaron sus respetos al fallecido papa emérito en la Basílica de San Pedro.

Miles de personas, entre ellas el primer ministro húngaro, Viktor Orban, rindieron homenaje al papa emérito Benedicto XVI este martes, en el segundo día en que su cuerpo está velado en la Basílica de San Pedro, en Italia. El Vaticano informó que unas 25.000 personas más visitaron el cuerpo hasta el mediodía de este martes, además de las 65.000 del lunes.

Orban, el primer jefe de Gobierno en presentar sus respetos tras la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, permaneció junto a su esposa ante el cuerpo de Benedicto unos durante instantes en oración. Loredana Corrao, residente en Roma, dijo ser una gran admiradora del papa emérito, que fue una figura destacada como académica y un héroe para los conservadores, pero también un líder controvertido que no toleraba la disidencia teológica.

«Ha sido un homenaje digno. Fue muy emotivo y conmovedor. Yo también vine ayer, pero tenía cosas que decir y también he venido hoy», expresó. «Estoy seguro de que una parte importante de la historia de la Iglesia se ha cerrado y ahora tenemos que seguir adelante sin él», agregó.

La muerte el sábado de Benedicto, que en 2013 se convirtió en el primer pontífice en 600 años en renunciar en lugar de reinar de por vida, podría hacer cualquier decisión de renunciar más fácil para Francisco y la Iglesia, que a veces ha luchado con tener «dos papás», informó Reuters.

El papa Francisco presidirá el funeral de Benedicto XVI en la Plaza de San Pedro este jueves ante una multitud que, según la policía vaticana, se contará por miles de personas. Debido a que ya no era un pontífice reinante cuando murió, las delegaciones oficiales se han limitado a las de Italia y su Alemania natal. Entre los que se espera que asistan a título privado se encuentran los presidentes de Polonia y Hungría y los monarcas de España y Bélgica.