Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Fernando Báez Sosa

SOCIEDAD

Comienza el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa: el rol de cada rugbier

Comienza el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa y el rol de cada rugbier es diferente para la Justicia.

El próximo lunes 2 de enero comienza uno de los jueces más importantes de los últimos años en Argentina. El crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido en Villa Gesell hace algunos años atrás, generó conmoción dentro de la sociedad, más aún al conocer en detalle las actitudes de los ocho rugbiers que lo atacaron a la salida del boliche Le Brique.

Serán 22 audiencias para determinar si efectivamente se trató de un homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas y lesiones leves. Con el correr de las convocatorias, se espera que los acusados rompan el pacto de silencio que llevan adelante desde enero del 2020, cuando sucedió este incidente.

Para la Justicia, los ocho rugbiers están divididos en dos grupos para diferenciar sus roles dentro del crimen. Por un lado, Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Blas Cinalli están en un plano más complicado que los restantes porque ellos «abordan por detrás a Fernando Báez, aprovechándose de que el mismo estaba de espaldas e indefenso, y de esta manera actuando sobre seguro, en virtud de la superioridad numérica y física, lo rodean, se abalanzan sobre él y comienzan a propinarle golpes de puño en su rostro y cuerpo hasta que cae inconsciente y pierde la vida».

En otro lado están Ayrton Viollaz, Lucas y Luciano Pertossi, sobre quienes consideraron que «también participaron premeditadamente de la agresión con el fin de dar muerte a la víctima, posibilitando fundamentalmente la comisión del hecho. Rodearon tanto a Fernando Báez Sosa como a los amigos que estaban junto a él, impidiendo de esa forma que éste pudiese defenderse por sí solo e incluso recibir defensa por parte de sus amigos y/o terceros».

¿Qué hizo cada rugbier en el crimen a Fernando Báez Sosa?

El detenido que más complicado está es Máximo Thomsen, que es quien le dio la patada final en la cabeza a Fernando Báez Sosa que causó «un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a un traumatismo de cráneo». Además, todos los videos de las cámaras de seguridad y de testigos lo ubican en la escena del crimen. También la zapatilla del rugbier quedó marcada en la cara del joven asesinado.

Un escalón por debajo aparece Ciro Pertossi, quien por medio de una cámara de seguridad detectaron que se chupó los dedos para limpiarse la sangre de Báez Sosa. La fiscalía lo considera coautor del homicidio, al igual que a Enzo Comelli, quien fue identificado como uno de los primeros en golpear al chico que terminó perdiendo la vida.

Además, Matías Benicelli y Blas Cinalli aparecen como posibles coautores del homicidio a Fernando Báez Sosa porque las pericias detectaron ADN de cada uno de ellos en la ropa o uñas del atacado. Además, en la rueda de reconocimiento fueron identificados por los testigos de aquella noche, lo que los pone dentro de la escena central del crimen

Finalmente, está Lucas Pertossi, quien filmó la secuencia del crimen y se reía del ataque. También envió un mensaje desde un sitio de comidas rápidas horas después del ataque que decía «caducó». Para la Justicia, Ayrton Viollaz y Luciano Pertossi aparecen como los últimos en la lista porque ninguno de los dos habría golpeado a Fernando Báez Sosa pero si impidieron que sus amigos lo defiendan o se acerquen a ayudarlo