Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Fernando Báez Sosa

SOCIEDAD

Cuarto día del juicio por el asesinato a Fernando Báez Sosa: un testigo calificó a Thomsen como «el más violento»

Comenzó el cuarto día del juicio contra los ocho rugbiers acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa.

El juicio por el asesinato a Fernando Báez Sosa transita su cuarto día en el Tribunal de Dolores. Tras un miércoles lleno de conmoción por las declaraciones del jefe de los patovicas del local bailable, continúan los testimonios. Este jueves será el turno de policías de Villa Gesell, testigos que observaron lo acontecido y un remisero que también estuvo presente en el momento de la cobarde ejecución.

Un nuevo día se inicia para los padres de Fernando, Silvino y Graciela, para encontrar un juicio justo contra los ocho rugbiers imputados. El tercer día estuvo colmado de emociones por el testimonio de Muñoz, jefe de la seguridad en Le Brique. El patovica se quebró al momento de detallar cómo fue el ataque. Al mismo tiempo confesó que nunca había visto semejante golpiza.

Ya adentrados en el cuarto día del proceso, los padres de la víctima, como acostumbran, llegaron al Tribunal para seguir oyendo a quienes estuvieron en el hecho. Una de las sorpresas estuvo direccionada en los imputados, quienes también, al momento, tienen asistencia perfecta. Por primera vez, desde que inició el juicio, se presentaron sin barbijo.

Tomás Bidone es un joven que estuvo en Villa Gesell en enero de 2020. Compartió boliche con los rugbiers y Fernando Báez Sosa. En su declaración, narró que había observado una pelea dentro de la discoteca. Sin embargo, al estar distante de los disturbios, no pudo vislumbrar con exactitud. De todos modos reconoció a Máximo Thomsen cuando fue reducido por la seguridad de Le Brique y expulsado de las instalaciones.

Poco tiempo más tarde, Tomás Bidone, decidió salir del lugar y presenció un acontecimiento que lo sigue recordando con detalles y le ocasiona romper en llanto: “Lo veo de frente, estaba Thomsen pegándole al chico que fallece. Recuerdo que le pega dos patadas en la cabeza, como puntinazos. Luego lo agarra y le vuelve a dar dos o tres patadas”, le contó a los magistrados que estaban escuchando atentamente el descargo.

El testigo recordó a Thomsen como el más violento del grupo: «Iba de frente y ése es el que parecía el que más se la banca”, indicó según informó NA. Asimismo se tomó el tiempo para contar cómo le afecto vivenciar el crimen: “Estaba schokeado y nervioso, y ver eso y toda la situación después. Estaba mal, y al prender la tele escuché al padre de la víctima y avisé a mi mamá que iba a la fiscalía, que había visto todo”, concluyó.