Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Chile

MUNDO

Denuncian que el acuerdo para seguir el proceso constituyente en Chile vulnera los derechos humanos

La Comisión Experta estará conformada por 24 personas académicas, elegidos la mitad por el Parlamento y la otra mitad por el Senado chileno.

La Comisión Chilena de Derechos Humanos (CChDH) anunció el lunes que presentó una denuncia ante el jefe de derechos humanos de la ONU, Volter Turk, por el denominado «Acuerdo por Chile», pacto acordado por partidos políticos para llevar a cabo un nuevo proceso constituyente.

El presidente de la comisión, Carlos Margotta, ha señalado que el acuerdo «vulnera gravemente los artículos 1 y 25 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos». La denuncia considera que, «desde la perspectiva de los Derechos Humanos, no resulta compatible con el derecho de libre determinación del pueblo chileno, el que 24 personas no elegidas por voto popular redacten un borrador de proyecto constitucional», informó Télam.

Asimismo, Margotta ha criticado que «otro organismo designado habilite, fiscalice y decida la admisibilidad de las propuestas, declarando su compatibilidad o no respecto del marco constitucional predeterminado por el borrador», según se lee en el comunicado de la CChDH.

«Todo ello convierte al Comité de Expertos junto al Comité Técnico de Admisibilidad en los tutores o custodios del proceso sin que soberanamente la ciudadanía le haya entregado esa facultad y poder, violentando con ello gravemente la soberanía popular, restringiendo la democracia y desconociendo el poder constituyente originario que lo detenta exclusivamente el pueblo de Chile», reza la misiva.

La Comisión Experta estará conformada por 24 personas académicas, elegidos la mitad por el Parlamento y la otra mitad por el Senado chileno. Este órgano redactará un anteproyecto que sirva de base para la redacción. Además, habrá un Comité Técnico de Admisibilidad, de 14 juristas, elegidos por el Senado, que revisará las normas aprobadas con el objetivo de determinar la «eventual inadmisibilidad» de las medidas cuando sean contrarias a las bases institucionales.