Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Guatemala

MUNDO

El delicado momento de las relaciones diplomáticas entre Guatemala y Colombia

Guatemala anunció acciones legales contra el ministro de Defensa colombiano, quien lideró una misión anticorrupción en su territorio.

El Gobierno guatemalteco llamó el martes a consultas a su embajadora en Bogotá, Reagan Vega, incrementando las tensiones diplomáticas entre ambos países luego de que la nación centroamericana anuncio acciones legales contra el ministro de Defensa de Colombia, quien lideró una misión anticorrupción en Guatemala.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, respaldó el lunes a su ministro de Defensa, Iván Velásquez. Aseguró que no aceptará una orden de captura en su contra luego de que la fiscalía guatemalteca anunció acciones para que el antiguo jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) responda por actos «ilegales, arbitrarios y abusivos».

Velásquez es acusado de permitir la aprobación de acuerdos de cooperación supuestamente anómalos con directivos de la constructora brasileña Odebrecht en 2017. Colombia también llamó a consultas el lunes a su embajadora en Guatemala, Victoria González Ariza.

«El Ministerio de Relaciones Exteriores lamenta que el gobierno de Colombia vuelva político un tema de orden legal, tomando decisiones abruptas sin seguir los pasos diplomáticos correspondientes», dijo la cancillería guatemalteca en un comunicado, replicó Reuters.

Cerca de final de las relaciones diplomáticas

El llamado a consultas puede interpretarse como el paso previo al rompimiento oficial de las relaciones entre dos países. El presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, aclaró que hasta el momento no hay una orden de captura contra Velásquez, solo un proceso de investigación. Además, lamentó la postura del Gobierno de Petro.

«En este caso le diría al señor Petro —tal vez el problema es que después de haber sido perseguido y traficante, no comprenda mucho la situación—, que retirar a los embajadores, lo único que nos pone es al borde del rompimiento», afirmó. Por su parte, Velásquez agradeció al presidente Petro por su respaldo y confianza.

«Conocemos al monstruo, lo hemos visto muy de cerca y, desde diferentes trincheras, lo hemos combatido. Sabemos cómo se transforma y los métodos que utiliza, pero no nos atemoriza», afirmó Velásquez. «La lucha contra la corrupción tiene que ser un propósito, una acción colectiva», agregó.