Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
G7

MUNDO

El G7 prepara nuevos topes de precio para el petróleo ruso

El grupo estableció un tope de 60 dólares por barril para el crudo ruso a partir del 5 de diciembre.

El G7 tratará de fijar en febrero dos precios máximos para los productos refinados de Rusia, uno para los que cotizan con prima respecto al crudo y otro para los que cotizan con descuento, según anunció un responsable del grupo. La coalición estableció un tope de 60 dólares por barril para el crudo ruso a partir del 5 de diciembre. Se suman, al embargo europeo, a las importaciones de crudo ruso por mar.

A partir del próximo 5 de febrero, la coalición también impondrá topes a los precios de productos rusos como el gasóleo, el queroseno y el fuelóleo. De esta forma, reducirá aún más los ingresos de Moscú por exportaciones energéticas y su capacidad de financiar la invasión de Ucrania.

Sin embargo, limitar los precios de los productos petrolíferos rusos es más complicado que establecer un tope de precios solo para el crudo. Ya que hay muchos productos petrolíferos y su precio a menudo depende de dónde se compran, en lugar de dónde se producen, explicó el responsable, que pidió no ser nombrado.

Añadió que el G7 estaba considerando dos límites de precios debido a que, por ejemplo, el gasóleo y el queroseno tienden a negociarse con una prima sobre el crudo. Mientras que el fueloil suele venderse con descuento. El grupo está confirmado por formada por Australia, Canadá, Japón y Estados Unidos, además de la Unión Europea de 27 países, informó Reuters.

Aunque se desea privar a Moscú de ingresos, el G7 quiere evitar desequilibrar el mercado mundial de la energía. También planean elevar los precios para los consumidores de sus propios países. Rusia se ha comprometido a no vender petróleo a los países que adopten los topes. Lo que para Europa podría ser especialmente complicado en el caso de los productos refinados.