Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Control de precios

ECONOMÍA

Empresarios alertan una “chavización” de la Secretaría de Comercio que traerá escasez en los supermercados

Sostienen que la contratación del sindicato de Camioneros por parte de la Secretaría de Comercio no solucionará el problema inflacionario.

La decisión de la Secretaría de Comercio de incorporar a militantes de Camioneros para controlar precios sigue causando polémica entre el arco opositor y las empresas. Los empresarios que lideran las grandes cadenas de supermercados alertan una «chavización» del organismo gubernamental tras esta medida. De esta manera, para el sector traerá escasez en las góndolas.

“El espejo es Venezuela y mira lo bien que anda Venezuela”, comentó irónicamente y sin dejar su nombre un alto ejecutivo de una de las empresas supermercadistas más grandes de la Argentina a NA. “Nadie, ni siquiera Alfonsín, pudo ganar una elección con inflación ascendente en los precios de los bienes que consumen las familias. Saben que están derrotados por este hecho y buscan culpables utilizando fuerzas de choque”, comentó otro de los empresarios.

“El riesgo es Venezuela y lo que va a sufrir la gente en este final de fiesta”, afirmó intentando analizar el futuro próximo. El ejemplo venezolano puede ser tenido en cuenta para trazar una analogía en los efectos de una medida que, a la larga, nunca obtiene buenos resultados para el comerciante ni para el cliente.

Los economistas tampoco aprueban a la Secretaría de Comercio

La desaprobación al control estricto de stock y precios también viene por parte de economistas. Julio Nogues, economista de la Universidad Nacional de Córdoba, advirtió que “ante el deterioro de los precios relativos de los productos controlados, el incentivo que enfrentan los empresarios será producir menor cantidad de estos». Al contrario, habrá «mayor cantidad de los productos cuyos precios no están controlados”.

Alejandro González Escudero, de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, explicó que “los controles desalientan el empleo que los sindicatos debieran defender. «Esto es así, porque los bienes controlados, producidos principalmente en el sector de alimentos y bebidas, tenderán a contraerse en su producción. De esa manera, al caer la producción, habrá menor empleo en estos rubros de la economía. Provocará mayor miseria y desesperación en las familias de los trabajadores”, amplió.

¿Por qué se habla de una «chavización»?

Nicolás Maduro anunció en diciembre pasado el retorno del control de precios en más de 40 productos de consumo masivo ante el aumento de los valores en los mercados, luego de dos años de la última aplicación de la medida. Sin embargo, la maniobra trajo más especulación y un mayor flujo de productos dentro del mercado informal.

La decisión del presidente parcialmente reconocido como tal provocó el aumento en el valor de las divisas y pérdidas en los salarios reales. Acorde datos oficiales, el salario mínimo, fijado en 130 bolivares ($1218), perdió el 69% de su valor. De este modo, poder adquisitivo mensual de un trabajador venezolano que gana la mínima no supera los 10 dólares.