Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Reino Unido

MUNDO

Espionaje: Irán condena a muerte a un exviceministro británico

Alireza Akbari era un aliado cercano de Ali Shamkhani, el actual secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán.

Irán condenó a muerte a un exviceministro de Defensa, que tiene doble ciudadanía iraní-británica, por cargos de espionaje para Reino Unido. Londres describió la sentencia de muerte de Alireza Akbari como «políticamente motivada» y pidió su liberación «inmediata».

Akbari era un aliado cercano de Ali Shamkhani, el actual secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán. Se desempeñó como ministro de Defensa de 1997 a 2005, cuando Akbari era su adjunto. «Era uno de los agentes más importantes del servicio de inteligencia británico en Irán que tenía acceso a algunos centros muy sensibles en el país», manifestó el Ministerio de Inteligencia iraní.

«Akbari había proporcionado información a sabiendas al servicio de espionaje del enemigo», agregaron. El ministro de Asuntos Exteriores británico, James Cleverly, pidió la liberación de Akbari. «Irán debe detener la ejecución del ciudadano británico-iraní Alireza Akbari y liberarlo de inmediato», expresó.

«Este es un acto políticamente motivado por un régimen bárbaro que tiene total desprecio por la vida humana», agregó el funcionario británico. Akbari, quien fue arrestado en 2019, había estado cerca de Shamkhani desde la guerra Irán-Irak en la década de 1980, informó Reuters.

Su sentencia de muerte ha sido confirmada por la Corte Suprema de Irán, informó Nournews, una agencia de noticias iraní afiliada a la principal agencia de seguridad del país. «Nuestra prioridad es asegurar su liberación inmediata y hemos reiterado nuestra solicitud de acceso consular urgente», expresó un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores británico.

El país de Medio Oriente, que ha estado en desacuerdo con las potencias occidentales, incluido Reino Unido, por lo que llama su interferencia en sus asuntos internos durante meses de protestas contra el gobierno, no reconoce el estatus de doble nacionalidad.