Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Fernando Burlando

SOCIEDAD

Fernando Burlando confirmó que Thomsen pidió perdón a los padres de Báez Sosa «sin mirarlos»

Fernánde Burlando, el abogado querellante, manifestó que la estrategia elegida por Hugo Tomei es de un «alto grado de poca inteligencia».

El abogado Fernando Burlando fue crítico con la estrategia utilizada por su colega Hugo Tomei al sostener que es de un «alto grado de poca inteligencia». Las declaraciones de cinco de los ocho rugbiers acusados no solo son contradictorias a las imágenes que se mostraron en el juicio, sino que Máximo Thomsen pidió perdón a los padres de Fernando Báez Sosa «sin mirarlos».

En días más que importantes y complicados, por el armado de los alegatos que se leerán el 25 y 26 de enero, el abogado de la madre y padre de Fernando también manifestó enojo por la actitud de Máximo Thomsen, el acusado más complicado de la causa. Los padres, según NA, también criticaron la victimización del resto de los acusados.

La versión de Fernando Burlando

«Thomsen dice que él fue a defender a un amigo que le pegaban, pero no le movieron ni un pelo. Mintió», remarcó Burlando al salir del TOC 1. Además, el letrado sostuvo que en su testimonio el joven le pidió perdón a los papás de la víctima pero que nunca los pudo mirar a los ojos.

Al ser consultado sobre la forma en la que actuaron los rugbiers en el ataque y crimen de Fernando Báez Sosa, el abogado insistió una vez más que todo se trató de un «acto de cobardía» y que fue una «emboscada que duró siete minutos». Por último, con respecto a la decisión que pudiera llegar a tomar el Tribunal, Burlando señaló que hay muchas pruebas para que los acusados reciban prisión perpetua, todos por igual, pero ha que esperar a ver que interpretan los jueces. 

El miércoles 18 de enero se dio por finalizada la etapa de las audiencias de testigos en el juicio oral. Ese mismo día también se cumplió un nuevo aniversario del crimen del joven y allí en Dolores se realizó un homenaje en el anfiteatro de la ciudad donde en todo momento la madre y padre de Fernando se mostraron angustiados: «Queremos justicia, no venganza».