Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Fernando Báez Sosa

SOCIEDAD

Habló el padre del joven que fue acusado falsamente por el crimen de Fernando Báez Sosa

Pablo Ventura fue detenido al haber sido señalado como uno de los asesinos de Fernando Báez Sosa. Gracias a una cámara, logró su libertad.

José María Ventura, padre de Pablo, quien fuera acusado falsamente por los rugbiers en el asesinato de Fernando Báez Sosa, rememoró aquel suceso. Apuntó contra los acusados por haber culpado a su hijo y no hacerse cargo de reconocer quién lo hizo. El joven, quien era remero en el mismo club que los ocho detenidos, estuvo cuatro días preso en Villa Gesell.

En diálogo con Ari Paluch por Radio Rivadavia Ventura mencionó “rápidamente fue sobreseído, ya que se demostró que no tiene nada que ver”. Hace tres años, Pablo declaró que no conocía a los rugbiers y que él no había estado en Villa Gesell al momento del asesinato. Su coartada tuvo validez al conocerse la grabación de una cámara de seguridad en un restaurante de Zárate, cinco horas antes de que ocurriera el crimen. Allí, se lo pudo ver entrando al local con sus padres.

En el marco del juicio para determinar los culpables del crimen de Fernando Báez Sosa, el joven fue llamado a declarar en calidad de testigo para el día miércoles. “Va como testigo, no de lo que pasó en Gesell porque él no estuvo. Estábamos a 500 kilómetros del hecho”, expresó. Asimismo, expresó su enojo por no conocer quién o quiénes lo señalaron como coautor.

 “A Pablo lo mandan al frente uno o varios de los rugbiers, en la causa no se especifica quiénes”. En ese sentido, afirmó que “son tan cobardes que nadie habló y dijo ‘fui yo’. Nunca vamos a saber quién acusó a mi hijo por el crimen de Fernando”. Este señalamiento, Ventura lo atribuye a que “sin ningún tipo de duda le tenían mucha bronca”. Y relató: «Mi hijo nunca fue amigo de ellos, los conoce del boliche de Zárate cuando salían porque es un pueblo chico y nos conocemos todos. Pero practican diferentes deportes van a distintos clubes, no comparten redes sociales”.

«Marcados para toda la vida»

Ventura aseveró que en el periodo en que estuvo detenido, Pablo tampoco se vio con los acusados. “Nunca estuvo en la comisaría, estuvo en la DDI de Villa Gesell, no compartió nada con ellos”, señaló Ventura. Recordó que su hijo “la pasó muy mal, no quería salir a la calle”. Al mismo tiempo manifestó: «Como familia “quedamos marcados para toda la vida”.

En tanto, consideró que “el juicio es recordar todo de vuelta, imaginate que fue un momento dificilísimo” y expresó: «Hoy estamos pidiendo justicia por Fernando”. Además reveló el buen vínculo que tiene su familia con los papás de Fernando indicando que “hace tres años que hablamos asiduamente”. Pablo acompañó el año pasado a los padres del joven asesinado, Silvino y Graciela, a la marcha por el segundo aniversario del crimen.