Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
importaciones

ECONOMÍA

Importaciones: 7 de cada 10 empresas advierten que pueden frenar la producción por falta de insumos

El Gobierno, a partir del año pasado, lanzó serias restricciones a las importaciones para acumular reservas y pasar las revisiones del FMI.

La Unión Industrial Argentina (UIA) reiteró sus reclamos sobre las trabas a las importaciones de insumos. Actualmente, está provocando problemas de producción en diferentes ramas y pone en riesgo el normal funcionamiento de las empresas. Siete de cada 10 firmas manifestaron que «las dificultades en el abastecimiento de insumos podrían generar paradas en algunas líneas de producción».

El relevamiento se hizo a través de una encuesta realizada por la entidad entre sus asociados, a la cual accedió NA. Sobre este punto, indicaron que «la no aprobación de las solicitudes y la dilatación en los plazos fueron los motivos más mencionados por las empresas como riesgos de paradas parciales de plantas».

Los principales reclamos por las importaciones

De acuerdo al relevamiento, casi un 40% de las empresas indicaron que los insumos importados «representan entre un 25% y un 50% de sus costos de producción».  En tanto, para un 20% de las empresas estos representan más de un 50% de los costos mientras que para el 40% restante significan menos del 25%. El año pasado, se vieron severamente afectados los sectores automotriz, cafetero y calzado.

La UIA sostuvo que «el incremento en los plazos de pago de las importaciones del nuevo sistema agravó los problemas para conseguir el financiamiento de importaciones de las empresas». Según señaló el informe de la entidad, «casi un 90% de las empresas indicaron que tienen dificultades para conseguir el financiamiento necesario para importar insumos de acuerdo a su flujo de operaciones».

La representación empresarial cuestionó además el actual Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA). Las principales quejas son las demoras en la Aduana y las trabas burocráticas para que se aprueben las importaciones. El documento sostuvo que «más de un 80% de las empresas indicaron que los plazos de aprobación de las solicitudes con el nuevo sistema son más largos que con el sistema anterior».