Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Joe Biden

MUNDO

Joe Biden debe decidir qué hacer con la visa de Jair Bolsonaro: aún sigue en Florida

Hace pocos días, se cumplieron dos años del asalto al Capitolio a manos de seguidores de Donald Trump. El hecho en Brasil, avivo los temores.

Estados Unidos tiene un problema con Jair Bolsonaro. El expresidente de extrema derecha voló a Florida dos días antes de que terminara su mandato el 1 de enero. Pero dejó tras de sí un violento movimiento partidario de la impugnación de las elecciones, que el domingo irrumpió en el palacio presidencial, el Congreso y el Tribunal Supremo de Brasil.

Después de ver cómo los partidarios del exmandatario estadounidense Donald Trump invadían el Capitolio de Estados Unidos hace dos años, el presidente demócrata Joe Biden se enfrenta ahora a una presión cada vez mayor para sacar a Bolsonaro de su exilio autoimpuesto en el extrarradio de Orlando.

«Bolsonaro no debería estar en Florida», dijo el congresista demócrata Joaquín Castro. «Estados Unidos no debería ser un refugio para este autoritario que ha inspirado el terrorismo interno en Brasil. Debería ser enviado de vuelta a Brasil», expresó. Castro agregó que Bolsonaro había «utilizado el manual de estrategia de Trump para inspirar a los terroristas domésticos».

Un responsable consular estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, dijo que Bolsonaro casi seguramente había entrado con un visado A-1, que están reservados para jefes de Estado. Normalmente, el A-1 se cancela cuando el beneficiario deja el cargo. Pero como Bolsonaro salió de Brasil y entró en Estados Unidos antes de que terminara su mandato, el responsable sospecha que su A-1 sigue activa, informó Reuters.

El representante, que tiene experiencia con la cancelación de visados para exjefes de Estado, dijo que no hay un límite de tiempo establecido sobre cuánto tiempo alguien puede permanecer en Estados Unidos con una A-1. Un portavoz del Departamento de Estado dijo que «los registros de visados son confidenciales bajo la ley estadounidense; por lo tanto, no podemos discutir los detalles de los casos individuales de visado».