Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Joe Biden

MUNDO

Joe Biden recordó el asalto al Capitolio: «No hay nada garantizado para la democracia»

Se cumplen dos años del intento de toma del recinto por parte de personas ligadas a la ultraderecha y seguidores de Donald Trump.

El presidente de Estados Unidos Joe Biden reivindicó hoy el rol de quienes defendieron el asalto al Capitolio, dos años atrás. En este sentido, remarcó que «no hay nada garantizado» para la democracia de su país. El mandatario hizo una encendida defensa de los valores democráticos que respaldan su administración, durante la entrega de las medallas Presidencial Ciudadanas.

La ceremonia, acorde precisó la agencia NA, se llevó a cabo en la Casa Blanca al cumplirse un nuevo aniversario de aquel episodio. Entre los condecorados había miembros de las fuerzas armadas que se encontraban aquel día trabajando en el Capitolio y que resistieron el asalto. La maniobra fue atribuida a seguidores del republicano Donald Trump, disconformes con el triunfo electoral de Biden.

Joe Biden: «América es una tierra de leyes y no de caos»

Además, expresó que «nos enfrentamos a un punto de inflexión en la historia de nuestra nación. El 6 de enero debe servir como un recordatorio de que no hay nada garantizado acerca de nuestra democracia. Recuerden lo que aprendieron en la universidad, en el instituto, que cada generación tiene que ganársela, defenderla, protegerla». «América es una tierra de leyes y no de caos, una nación de paz no de violencia», subrayó Biden durante su discurso.

Según su punto de vista, quienes intentaron ingresar aquel día al Capitolio pretendían «derrocar la voluntad del pueblo e impedir a la transferencia pacífica del poder, todo ello alimentado por mentiras sobre las elecciones de 2020». «Pero en este día hace dos años, nuestra democracia resistió porque nosotros, el pueblo, como la Constitución se refiere a nosotros, no nos acobardamos. Nosotros, el pueblo, aguantamos. Nosotros, el pueblo prevalecimos», agregó.

Por su parte, la vicepresidenta Kamala Harris sostuvo que «la democracia estadounidense sufrió un fuerte asalto cuando los atacantes invadieron el Capitolio en un intento por revertir las elecciones celebradas legalmente y silenciar la voz del pueblo». «Gracias a la valentía de nuestros agentes y de la resolución de los representantes, este asalto fracasó», y destacó «el heroísmo de quienes defendieron la capital de la nación».