Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Fernando Báez Sosa

SOCIEDAD

La defensa de los acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa pidió la suspensión del juicio

El abogado de los ocho implicados por el crimen de Fernando Báez Sosa cuestionó que no existió un debido proceso legal.

La defensa de los ocho rugbiers acusados de matar a Fernando Báez Sosa pidió ante el Tribunal Oral Criminal 1 de Dolores la “suspensión” del juicioFernando Burlando, abogado querellante, ya adelantó que pedirá la pena de prisión perpetua por el crimen del 18 de enero de 2020 en Villa Gesell. Según la otra parte, no se cumplió con el debido proceso legal.

Según el defensor Hugo Tomei, Burlando “se ha excedido” en los líneamientos en el que adelantó que pedirá al final del juicio la pena de prisión perpetua para todos los imputados. “Creo que el exceso no es bueno doctor Burlando”, le dijo acorde precisó NA. Y agregó: “Quieren apagar el fuego con querosene”.

Tomei cuestionó el proceso de instrucción del caso que ahora llega a juicio y la “imputación colectiva” que según él, hubo contra los ocho acusados. Además, dijo que los ocho jóvenes involucrados en el crimen de Fernando Báez Sosa “fueron condenados de antemano”. Por ello, consideró que se excedieron los plazos de la prisión preventiva.

«Se violentó su derecho a ser oídos», lanzó posteriormente como crítica a la fiscal Zamboni. También amplió que «no puede ser que se le haya tomado declaración en 25 minutos a los diez». A su vez, debido a la repercusión que tuvo y tiene el caso, el letrado indicó que «se está violando el derecho a la intimidad» y la «presunción de inocencia» de los acusados.

Petición rechazada

Ante el planteo de la defensa, el fiscal Juan Manuel Dávila aseguró que ya fueron hechos con anterioridad y se los rechazó. Lo mismo dijo el querellante Fabián Améndola, quien agregó que es un “artilugio” de la defensa para retrotraer la causa a cero. La jueza Claudia Castro argumentó que no existió «vulneración» en el proceso antes de anunciar el rechazo por unanimidad al abogado defensor.

Los ocho acusados están imputados por el delito de «homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas». La primera audiencia del juicio estaba prevista para este lunes a las 9 de la mañana. Sin embargo, los rugbiers acusados llegaron al recinto un poco antes de las 10. Arribaron custodiados por el Servicio Penitenciario Bonaerense, quienes conformaron un paredón para su protección, y todos utilizaron barbijo.