Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
China

MUNDO

La población de China se reduce por primera vez en seis décadas

La tasa de natalidad de China, o el número de recién nacidos por cada 1.000 habitantes, se redujo a 6,77 el año pasado, el nivel más bajo desde al menos 1978.

La población de China comenzó a reducirse en el 2022 por primera vez en seis décadas, el hito más reciente en el empeoramiento de la crisis demográfica de la gran nación de Asia. El país tenía 1.410 millones de habitantes a finales del año pasado, 850.000 menos que a finales de 2021, según datos publicados este martes por la Oficina Nacional de Estadística china.

Eso marca la primera caída en el número de la población desde 1961, el último año de la Gran Hambruna bajo el mandato de Mao Zedong, y coincidió con cifras que muestran que la economía de China se expandió el año pasado al segundo ritmo más lento desde la década de 1970.

Unos 9,56 millones de bebés nacieron en 2022, frente a los 10,62 millones del año anterior, el nivel más bajo desde al menos 1950, a pesar de los esfuerzos del gobierno para alentar a las familias a tener más hijos. En tanto, fallecieron un total de 10,41 millones de personas, un ligero aumento con respecto a los 10 millones registrados en los últimos años.

China sufrió un aumento en las muertes relacionadas con el coronavirus a partir de diciembre, después de abandonar abruptamente su enfoque de tolerancia cero con el virus a principios de ese mes. Es probable que este año el número de decesos por la enfermedad aumente, ya que el país se encuentra en un nuevo brote de contagios, informó Bloomberg.

Disminución en los nacimientos en China

La disminución de recién nacidos fue la principal causa de la contracción de la población, según dijo Kang Yi, jefe de la Oficina Nacional de Estadísticas. «Eso es principalmente el resultado de la disminución de la disposición de las personas a tener bebés, el retraso en el matrimonio y el embarazo, así como la caída en el número de mujeres en edad fértil», explicó.

Además, manifestó que la caída, aunque el comienzo de una nueva tendencia, «no era algo por lo que preocuparse demasiado». «La oferta de mano de obra del país sigue siendo mayor que la demanda», agregó. «Es probable que la población tenga una tendencia a la baja a partir de aquí en los próximos años», dijo el economista Zhang Zhiwei.

La tasa de natalidad de China, o el número de recién nacidos por cada 1.000 habitantes, se redujo a 6,77 el año pasado, el nivel más bajo desde al menos 1978. La caída de la población se produjo mucho más rápido de lo que se esperaba anteriormente. En el 2019, la ONU pronosticó que la población de China alcanzaría su punto máximo en 2031 y luego disminuiría.