Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
California

MUNDO

Las intensas lluvias y los fuertes vientos azotan California

Los fuertes vientos causaron estragos en la red eléctrica, dejando sin electricidad a decenas de miles de ciudadanos de California.

Este martes, la última tormenta del Pacífico desató aguaceros torrenciales y vientos dañinos en California, un día después de que el aumento de los riesgos de inundaciones y deslizamientos de tierra provocara miles de evacuaciones y cortes de energía generalizados en Estados Unidos.

Se esperaba que las lluvias a lo largo del día fueran «fuertes a excesivas» en todo el estado, especialmente en el sur de California, ya que las ráfagas de viento alcanzaron más de 64 kilómetros por hora en muchos lugares, informó el Servicio Meteorológico Nacional. Los fuertes vientos causaron estragos en la red eléctrica, dejando sin electricidad a decenas de miles de californianos.

Hasta 220.000 hogares y negocios se quedaron sin electricidad el martes por la mañana, según datos de Poweroutage.us. El clima traicionero, que se espera que arroje hasta 18 centímetros de lluvia en algunas partes para este miércoles, podría producir inundaciones generalizadas, aumentos rápidos de agua, deslizamientos de tierra y deslizamientos de tierra, especialmente en áreas donde el suelo ha sido saturado por fuertes lluvias anteriores, advirtió el servicio.

Los expertos dicen que la creciente frecuencia e intensidad de tales tormentas, intercaladas con períodos secos extremos, son síntomas del cambio climático, lo que plantea mayores desafíos para administrar los preciados suministros de agua de California y minimizar los riesgos de inundaciones, deslizamientos de tierra e incendios forestales, informó Reuters.

El pronóstico del servicio meteorológico se produce después de la evacuación de unas 25.000 personas, incluido todo el pintoresco pueblo de Montecito, un próspero enclave costero al noroeste de Los Ángeles, y áreas cercanas de la costa de Santa Bárbara, debido a los mayores riesgos de inundaciones y deslizamientos de tierra. En esta zona, se encuentran las casas de famosos y políticos.