Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Luis D'Elía

POLÍTICA

Luis D’Elía: «Gran Hermano es una enorme truchada en función de los intereses políticos del macrismo»

Según D’Elía, el reality se preparó con fines políticos para perjudicar al Frente de Todos en las elecciones.





banner

Luis D’Elía, dirigente social y líder de la agrupación Federación de Tierra, Vivienda y Hábitat, manifestó que el programa televisivo, Gran Hermano, es una «truchada» que se preparó subliminalmente para ser funcional al macrismo en el 2023. En ese marco, nombró el caso del personaje Walter Santiago, que es apodado dentro de la casa más famosa como «Alfa», y que en su momento dijo que Alberto Fernández lo quiso coimear, pero nunca presentó una prueba fehaciente del hecho.

«Gran Hermano es una enorme truchada en función de los intereses políticos del macrismo amarillo. Gran Hermano lo va ganar Alfa, un personaje que el primer día dijo que Alberto Fernández era un coimero y es funcional a Cambiemos. Estafadores», expresó D’Elía en su cuenta personal de Twitter enojado y completamente desatado.

D’Elía recibió el repudio generalizado en las redes sociales

Uno de los cibernautas no pudo contenerse de la risa y le dejo en claro que el programa de televisión no es influyente para la opinión pública. «No chiquita, solo los k miran Gran Hermano. Está hecho para los sin masa cerebral», arremetió el usuario y otro agregó: «¿La falopa la compras vos o te la da el gobierno? ¿Todas las boludeces que pones, se te ocurren a vos solo o te da letra alguien?».

«Luis fijate que te equivocaste con la medicación y te tomaste la del perro», disparó un nuevo usuario que pasaba por la publicación dejando en ridículo al dirigente que también es docente. «Jajaja. Todo lo mezclas con la política. Qué impresentable que sos», arremetió un cuarto usuario que no pudo evitar contenerse de la polémica comparación entre dos ámbitos totalmente opuestos.

«Hoy te faltó tomar la pastilla azul», señaló un tuitero acusando a D’Elía de ser una persona psiquiátrica o poco coherente. El repudio fue total y no hubo ningún comentario a favor que pudiera rescatar el dirigente piquetero alineado al albertismo. En las redes nadie creyó el relato y lo acusaron de querer embarrar la cancha política con falsedades.