Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Mauricio Macri

POLÍTICA

Mauricio Macri afirmó que «Maduro tuvo miedo» de llegar a la Argentina

Tras el anuncio de la suspensión de su viaje al país, Mauricio Macri arremetió contra Nicolás Maduro.





banner

La cumbre de la CELAC, organizada por Argentina, está a horas de iniciar. El presidente de la Nación, Alberto Fernández, es el anfitrión del evento que reúne mandatarios de América Latina y el Caribe. Es por ello que invitó a presidentes de todos los países, incluido a Nicolás Maduro de Venezuela, quien recibió repudio de todo el arco opositor, incluido Mauricio Macri.

El jefe de Estado venezolano anunció en horas de la tarde que no vendría al país y eso desató el festejo de todo Juntos por el Cambio. Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta encabezaron los mensajes, aunque durante la noche el expresidente utilizó su cuenta de Twitter para adherirse también al rechazo contra Maduro.

«Maduro tuvo miedo. Se dio cuenta de que algo está cambiando en la Argentina», escribió Mauricio Macri sobre la cancelación de la llegada del presidente de Venezuela. Cabe remarcar que lo amenazaron con denunciarlo o no dejarlo salir del país acusándolo de ser un dictador y que debería estar preso por estos crímenes contra su pueblo.

La carta de Mauricio Macri

Previo a la cancelación del viaje, Mauricio Macri publicó una carta rechazando la, hasta ese momento, posible llegada de Maduro y otros mandatarios. «En estos días la Argentina recibirá a los dictadores Nicolás Maduro, de Venezuela, y Miguel Díaz-Canel, de Cuba. La inmensa mayoría de los argentinos sentimos vergüenza de que nuestro país se asocie con otros, donde hay persecución, tortura, narcoterrorismo, presos políticos y elecciones fraudulentas que se burlan de la democracia», inició.

«Todos los argentinos tenemos la obligación de recordar que Venezuela sufrió el éxodo más grande de la historia de América Latina, porque así lo recuerdan cada día los cientos de miles de venezolanos que viven en nuestro país, que tuvieron que abandonar antes a sus familias, amigos, colegas, vecinos y compatriotas. Entonces, para que quede bien claro: la bienvenida a estos dictadores no la organizamos nosotros los argentinos, sino un gobierno que languidece en su mediocridad, uno que pronto se llevará el desgraciado honor de haber sido el peor gobierno de la historia de la democracia de nuestro país», cerró.