Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Mauricio Macri

POLÍTICA

Negocios, Vaca Muerta y elecciones: Mauricio Macri se reencontró con el emir de Qatar en la Patagonia

A menos de un mes de cruzarse a los abrazos en el Estadio de Lusail tras la consagración de la Selección Argentina en el mundial de fútbol.





banner

El expresidente Mauricio Macri se reunió este viernes con el emir de Qatar, Tamin bin Hamad Al Thani, en el country Cumelén, a tres kilómetros de Villa La Angostura. Se trata del reencuentro entre ambos, ya que habían coincidido en diversas oportunidades durante el mundial de fútbol Qatar 2022. De hecho, tras la final ganada por la Selección Argentina ante Francia, se pudo ver en pleno Estadio de Lusail al emir a los abrazos con Macri, presente en calidad de titular de la Fundación FIFA, a modo de felicitación.

Además de los acuerdos comerciales bilaterales como norte, el contexto electoral para poder llevarlos a cabo se apunta como tema de la cumbre en la Patagonia, según NA. El emir qatarí arribó a la Argentina tras pasar el Año Nuevo en Punta del Este, Uruguay. Lo hizo en compañía de Gastón ‘Gato’ Gaudio, el extenista, actualmente dedicado a los negocios vinculados a la industria de los hidrocarburos y con quien el mandatario árabe mantiene una extensa relación.

Macri, cuyo destino político aún es una incógnita y en medio de las disputas de sus sucesores en Juntos por el Cambio, ha sido quizás el político argentino que más visibilidad ha tenido durante la Copa del Mundo. En paralelo, ha desfilado con el líder de la monarquía que maneja el país considerado como el quinto gas máximo productor de natural del mundo y decimoquinto de petróleo.

De hecho, Vaca Muerta es uno de los ítems principales. En Argentina, la multinacional estadounidense ExxonMobil Corporation firmó un acuerdo a fines de 2018 con Qatar Energy, la compañía en manos del Estado de Qatar, para quedarse con el 30% de las operaciones de hidrocarburos no convencionales del yacimiento de Neuquén. “Representa la segunda reserva mundial de gas no convencional”, solía repetir Macri durante su estadía en la Casa Rosada.

Ese fue el primer paso en la industria de los hidrocarburos no convencionales de Qatar, cuyas multinacionales dependen directamente de la monarquía absoluta que la gobierna la familia Al Thani desde mediados del siglo XIX. Esto se debe a que en las tierras del Golfo Pérsico puede obtener gas convencional, sin la técnica del fracking, ya que allí los yacimientos son playos y no demandan penetraciones profundas.

Tamin bin Hamad Al Thani llegó al trono de Qatar en 2013, con apenas 33 años, tras la abdicación de su padre, Hamad bin Khalifa Al Thani. Según Forbes, su patrimonio personal trepa a los US$ 2500 millones. También es el encargado del destino del fondo de inversión Qatar Investment Authority (QIA), al cual responden todas las grandes marcas globales del país árabe, como por ejemplo el club PSG, cuyo control delegó en su amigo Nasser Al-Khelaïfi.

El último encuentro que Macri tuvo en suelo argentino con el emir Al Thani, el mismo que le puso la túnica real a Lionel Messi segundos antes de levantar la Copa del Mundo, fue en octubre de 2018 durante el gobierno de Cambiemos. Como en el pasado, el monarca qatarí aspira a negociar fondos para invertir en el país, conocer el destino de la bimonetaria economía argentina y estirarle su mano comercial al líder de la oposición en un año electoral.

Mauricio Macri