Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Coalición Cívica

POLÍTICA

Nicaragua, Cuba y Venezuela en la CELAC: la Coalición Cívica rechazó «la presencia de dictadores»

La Coalición Cívica, liderada por Elisa Carrió, apuntó contra el «silencio cómplice» del oficialismo y su «doble standard».





banner

La Coalición Cívica ARI manifestó “su profunda preocupación por la presencia de dictadores” en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). El evento se desarrollará en la Ciudad de Buenos Aires el 24 de enero, con la presencia de Alberto Fernández y el canciller Santiago Cafiero. El partido liderado por Elisa Carrió rechazó, en ese sentido, a los presidentes Nicolás Maduro (Venezuela), Miguel Díaz-Canel (Cuba) y Daniel Ortega (Nicaragua). También a los emisarios de sus gobiernos.

El espacio emitió este jueves un comunicado en sus redes sociales en repudio a las visitas de los países nombrados. Por su parte, según NA, el mandatario nicaragüense anticipó que enviará en su lugar a la Cancillería de su país. Venezuela no confirmó su presencia aún, pero podría hacerlo dada su afinidad con el oficialismo. “Repudiamos la presencia de Maduro, Díaz Canel y Ortega y/o representantes de esos regímenes dictatoriales”, cuestionaron desde la Coalición Cívica en un comunicado.

Argumentos de la Coalición Cívica

Entre los argumentos, el espacio político de Carrió expuso las denuncias por violaciones de DD.HH., al Estado de Derecho y censura política. “No podemos con nuestro silencio avalar regímenes que no respetan la voluntad popular, los derechos de las minorías, ni permiten la pluralidad política y la diversidad y libertad en materia de género, así como la división de poderes, la existencia de justicia independiente y que apoyan tácitamente las violaciones a la integridad territorial de los estados”, marcaron.

“Los ataques a las instituciones democráticas de sectores extremistas, los autoritarismos, los ataques a la prensa libre y la persecución de opositores debe ser repudiado por todos los gobiernos democráticos de la región”, continuaron. Por último, apuntó contra el Gobierno nacional, aunque se abstuvieron de nombrar a algún funcionario.

 “Sin una región que trabaje para consolidar los principios democráticos y el respeto por los derechos humanos no vamos a alcanzar estabilidad económica ni paz social. El silencio cómplice y el doble standard solo genera democracias cada vez más agrietadas y sociedades polarizadas”, concluyeron. Firmó la Mesa Ejecutiva Nacional.