Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Mendoza

ECONOMÍA

Sequía en Mendoza: ganaderos temen perder su producción

Las autoridades de Mendoza advirtieron que la provincia no escapa a lo que está sucediendo en el centro del país.

Esta semana, el Ministerio de Economía declaró el estado de emergencia agropecuaria en la mayoría de los departamentos de Mendoza para las explotaciones agrícolas afectadas por heladas. Previamente, a fines de 2022, el gobierno provincial declaró el estado de Desastre Agropecuario. Los graves efectos de la sequía afectaron la producción ganadera local, principalmente en lo vinculado con la ganadería caprina, bovina, equina, ovina y apícola.

A tal respecto, Damián Carbó, director de Ganadería provincial, advirtió en Radio Mitre Mendoza que la situación «es crítica». “Mendoza no escapa con lo que está sucediendo en el centro de Argentina. No es ajena a la situación climática con lo que está sucediendo con el tercer ciclo del fenómeno de la Niña”, explicó al nombrar los casos de Córdoba, La Pampa y Buenos Aires.

“Nuestro ganado de cría dependemos directamente del régimen de lluvia que hace que tengamos especie forrajeras con la que criamos a la vacas», indicó. Y agregó: «Se tiene bastante menos producción. Si no aplicamos metodología de manejo esa vaca en condición corporal mala no produce leche, no se preña y malogra no solo la cosecha de este año y del año que viene. Eso agravó la situación que nos llevó a declarar la emergencia”.

Mendoza trata de paliar la situación, pero no es suficiente

El director de Ganadería recordó que Mendoza acompaña a los productores en en la parte sanitaria, con créditos especiales. «Se entiende esta realidad de producir en la zona semiárida que hoy se agrava más por la sequía. Pero Mendoza ya tiene políticas de hace mucho tiempo que acompaña al productor porque se entiende lo difícil de producir en estos esquemas”, especificó. No obstante, si el clima sigue así, las consecuencias podrían ser más grandes que las ayudas.

Finalmente, el funcionario expresó que hay gente muy capacitada para asesorar a los productores como el INTA: «Si alguien necesita de ayuda, se requiere en ganadería. Si la vaca pierde condición corporal hay que sacarlo. Tenemos elementos de medición que nos pueden cuantificando la gravedad del problema y ahí se ve cómo se va acomodando el esquema productivo”.