Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ricardo López Murphy

POLÍTICA

«Tienen que competir»: Ricardo López Murphy dio un método para evitar que los sindicalistas controlen los precios

Ricardo López Murphy desarrolló una teoría para evitar que los precios de las góndolas no la controlen sindicalistas.





banner

Ricardo López Murphy desarrolló una teoría para evitar que los precios de las góndolas no la controlen miembros de organizaciones sociales o Camioneros. Para el economista, el mejor método es “la competencia”. Del mismo modo pidió que personal del Gobierno nacional controle precios, en caso de ser necesario.

El legislador nacional de Juntos por el Cambio rechazó el acuerdo entre el Ejecutivo y el gremio de Camioneros. El sindicato le procuró mantener los precios según lo acordado. Naturalmente que la oposición reaccionó negativamente y mucho dirigentes salieron al cruce. Uno de ellos fue Ricardo López Murphy.

El exfuncionario ofreció una mirada según su especialidad que es la economía. «El mejor método para que los precios sean los más adecuados es la competencia y para que no haya más inflación es un Banco Central y un fisco ordenados», declaró en La 990. Insistió en la trascendencia que tiene la competencia a la hora de acomodar los precios. “Cuanto más competencia, mejor nos va a ir”, señaló.

Tras proponer un sistema “de competencia” fue el momento de arremeter contra el Gobierno y su decisión de usar a miembros de Camioneros para que se cumplan con los precios: “La llamada a grupos de patotas para que hagan una actividad que sea controlar es algo que no le veo utilidad. Si hay que controlar algo, lo tiene que hacer personal del Estado, no lo puede hacer una patota o grupos informales«, disparó.

Su crítica continuó en el sector que comanda Matías Tombolini, secretario de Comercio. «Violamos las incumbencias, porque eso lo tiene que hacer la Secretaría de Comercio, no patotas que denuncian, difaman», contestó Ricardo López Murphy. Para finalizar, el referente liberal sostuvo que se trata de “una pérdida de la legalidad”.