Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ucrania

MUNDO

Ucrania afirma que su ejército resiste en Soledar

Por su parte, Rusia afirma haber tomado la ciudad del este del país, pero no ha declarado oficialmente su victoria.

Ucrania declaró que sus soldados están resistiendo a las fuerzas de Rusia en Soledar, mientras que más de 500 civiles, incluidos menores, permanecían atrapados en la ciudad minera del este del país. El presidente ucraniano Volodímir Zelenski expresó en un video su agradecimiento a dos unidades del ejército en Soledar que «están manteniendo sus posiciones e infligiendo pérdidas significativas al enemigo».

Zelenski explicó que él y los altos mandos ucranianos analizaron la necesidad de refuerzos en Soledar y las ciudades cercanas en la zona industrial oriental conocida como el Dombás, así como los siguientes pasos para los próximos días. El grupo de mercenarios Wagner, dirigido por un aliado de Vladimir Putin, afirmó haber tomado Soledar tras intensos combates que, según dijo, «abandonó la ciudad sembrada de muertos ucranianos».

Moscú, sin embargo, se ha abstenido de proclamar oficialmente una victoria, que supondría su primer avance significativo en la guerra en seis meses. «Por el momento, todavía quedan algunos pequeños focos de resistencia en Soledar», declaró Andrei Bayevsky, un político local prorruso, en una transmisión por internet.

Reuters no pudo verificar la situación de forma independiente. Por su parte, el gobernador de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, declaró a la televisión estatal ucraniana que 559 civiles permanecían en Soledar, entre ellos 15 menores, sin poder ser evacuados de la comunidad, que antes del inicio de la guerra tenía una población de unos 10.000 habitantes.

Bielorrusia puede entrar en la guerra en caso de invasión

Un representante del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso afirmó este viernes que Bielorrusia podría entrar en la guerra en Ucrania si Kiev decide «invadir» cualquiera de los dos países. Rusia, que trajo a Bielorrusia como trampolín para invadir Ucrania en febrero de 2022, ha desplegado desde octubre tropas en suelo bielorruso para realizar ejercicios militares conjuntos.

Ambos países han acordado desde entonces intensificar su cooperación militar, lo que hace temer que Moscú pueda utilizar su estrecho aliado para lanzar una nueva ofensiva sobre Ucrania desde el norte. «Desde un punto de vista jurídico, el uso de la fuerza militar por el régimen de Kiev o la invasión del territorio de Bielorrusia o Rusia por las fuerzas armadas de Ucrania son motivos suficientes para una respuesta colectiva», declaró Aleksey Polishchuk.