Connect with us

Hola, qué estás buscando?

MUNDO

Preocupación latinoamericana: Bolivia firman un pacto militar con Irán

El acuerdo fue rubricado por el ministro de Defensa boliviano, Edmundo Novillo Aguilar, y su par iraní, y Mohammad Reza Ashtiani.





Mientras que en Buenos Aires la comunidad judía alerta acerca de los peligros que involucra un pacto militar de Bolivia con Irán, en todos los países latinoamericanas se encendieron las alertas por la extrema, pero esperada, decisión del gobierno de Luis Arce de seguir profundizando las relaciones con la nación del Medio Oriente.

Irán es considerada como una de las naciones que Estados Unidos siempre considero dentro de los países que poseen regímenes que apoyan el terrorismo. De esta manera, Bolivia se acerca a los países que componen el «eje del mal» para Washington, informó NA.

Esta expresión fue utilizada por el expresidente estadounidense George W. Bush, luego de los ataques a las Torres Gemelas de septiembre de 2001, la categoría con la que describió a regímenes como Irán, Corea del Norte, Libia o Cuba continúa vigente en el imaginario diplomático y militar en las capitales occidentales.

Y, acaso, sea ese rasgo, el que une ideológica y conceptualmente a Bolivia con Irán. Una noción que la izquierda latinoamericana, desde la Revolución Cubana en adelante, denominó «antiimperialismo» que tiene en el rechazo de la política exterior de Estados Unidos su principal fundamento.

Basta recordar que, durante la visita oficial de Evo Morales a la República Islámica en el año 2010, el dirigente cocalero afirmó públicamente que «… compartimos una conciencia revolucionaria idéntica que permite la expansión de las relaciones y da cuenta de la proximidad de los dos Estados».

Antecedentes

Desde entonces, la afinidad ideológica entre los dos regímenes se materializó en acuerdos concretos que involucran armas, artefactos de inteligencia, recursos naturales y un intercambio comercial en ascenso. Los entonces presidentes de Bolivia, Evo Morales, y Mahmud Ahmadinejad de Irán, se dispensaron dos visitas oficiales cada uno y durante estos viajes suscribieron decenas de acuerdos para fomentar la producción de alimentos y medicinas, así como los nexos culturales, científicos y tecnológicos.

En septiembre de 2022, los mandatarios de Bolivia e Irán, Luis Arce y Ebrahim Raisi, se encontraron durante la Asamblea General de la ONU. Solo durante el gobierno de la enjuiciada Jeanine Añez, los nexos bilaterales se congelaron. Pero fueron retomados con la elección de Arce, quien fue ministro de Evo Morales. Irán dejó en claro de manera pública que mantiene su interés en Bolivia y en la región en su conjunto.

El pacto

La información secreta acerca del pacto suscripto entre los dos gobiernos, un memorándum de entendimiento para ampliar la cooperación bilateral en el campo de seguridad y de defensa rubricado por el ministro de Defensa boliviano, Edmundo Novillo Aguilar, y su par iraní, y Mohammad Reza Ashtiani, incluiría acuerdos sobre el litio que necesita la industria iraní. Además de la venta a Bolivia de misiles tierra-aire para reponer los cohetes chinos que fueron desactivados en 2005.

Desde el Instituto de Estudios para la Guerra aseguraron que Teherán ofrecerá sus drones a las autoridades de La Paz, lo cierto es que estos modernos aparatos utilizados por las Fuerzas Aéreas de varios países, ya tienen presencia en la región. Los aviones no tripulados persas se vienen siendo empleando en muchos países para labores de vigilancia fronteriza.

Los estudiantes de la Escuela Militar de Ingeniería de Bolivia recibirán formación por parte de Irán en nanotecnología. Esta es una especialidad dedicada al empleo de átomos o moléculas para fines industriales y médicos. El gobierno iraní aportará en las próximas semanas un laboratorio para un centro de formación, anunció el canciller boliviano, Diego Pary.

Advertisement