Connect with us

Hola, qué estás buscando?

SOCIEDAD

Colectiveros amenazan con un paro en el interior del país ante la inasistencia del Gobierno nacional

La Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP) reclama más de $14.000 millones al Gobierno nacional por subsidios.

Gobierno nacional

La Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP) amenazó con suspender los servicios en el interior del país. Así lo determinaron consecuencia de una deuda de $14.280 millones que el Estado Nacional tiene con las empresas del sector. Denuncian, por ese motivo, inasistencia del Gobierno nacional.

«La FATAP advierte que, de mantenerse las actuales condiciones económicas en la que se prestan los servicios de transporte por automotor de pasajeros urbanos y suburbanos del interior del país y sin asistencias del Estado Nacional, se paralizarán esos servicios» a partir del 1 de octubre, advirtió la entidad según NA.

Posible reducción de servicios

En un comunicado, señaló además que «ponemos en conocimiento de nuestros usuarios y trabajadores que, en las próximas semanas, será imprescindible reducir servicios y suspender a los trabajadores como única manera de evitar una paralización total de la actividad». Según estimó la Federación, en caso de que se concrete la medida, afectaría a unos 10 millones de pasajeros.

«El Gobierno nacional debe fondos desde febrero. Las empresas de colectivos del interior del país ya no pueden sostener la estructura de costos, que aumentó por encima del índice inflacionario. Así, se decidió suspender trabajadores y el servicio nocturno por tiempo indeterminado a partir del próximo 1 de octubre», enfatizó.

Y puntualizó que el Gobierno nacional «continúa discriminando al interior. Habiendo una inflación que supera el 100%, al transporte del interior le han recortado el giro de fondos en un 32%, mientras que al AMBA se los incrementaron un 46%». Por ese motivo, aseguró que «la estructura de costos no soporta más, y las autoridades lo saben, sino ¿por qué dan incrementos en el AMBA y no a nosotros?».

«A las provincias giran la mitad de lo que corresponde según el presupuesto. Este trato desigual y discriminatorio se repite y se acentúa desde febrero y ahoga a las empresas del interior», se quejó FATAP. El problema por la distribución de fondos entre el AMBA y las provincias no encuentra solución a pesar de los constantes reclamos y medidas de fuerza.