Connect with us

Hola, qué estás buscando?

ESPECTÁCULO

«Restos de sangre»: preocupación en la farándula por lo que sucedió con Andrea Rincón

Nadie puede creer lo que le sucedió a la actriz.

Andrea Rincón




A poco de haberse separado de su supuesto gran amor, con quien tenía planeado casarse y hasta tener hijos, Andrea Rincón encontró su consuelo en sus amigas. Es así que este fin de semana la actriz decidió salir de fiesta, sin embargo, según contó en sus redes sociales, la diversión se cortó cuando sufrió un grave accidente.

Lista para la ocasión, Andrea Rincón se vistió con unas bucaneras, pero tal parece, no fue la mejor elección. Tras sentir un fuerte dolor en los pies, la actriz decidió sacarse las botas y ver qué pasaba, pero no se esperaba el resultado. «¿Qué pasó Andre?», se escucha que le pregunta una amiga, a lo que la mediática responde: «Y acá hay restos de sangre porque se ve que no estamos acostumbrados a usar tacos». 

“Si tienen  impresión ya saquen el video. Mirá lo que es esto. ¿Ves por qué andaba renga? Esto es lo que pasa con mi dedo. Igual tengo un dedo bastante defor. Mira quÉ linda la uña. Ahora entienden el dolor. A todo esto, no llegamos a ver la función. Luciano te amamos, la próxima vamos a tener a Cáceres en Quien paga la fiesta el jueves dándolo todo porque la está rompiendo”, explicó Andrea Rincón.

Andrea Rincón se sinceró

Invitada a Cero Miligramos, el podcast de Santi TalledoAndrea Rincón se sinceró y habló de su salud mental: «A los cuatro años fue la primera vez que me corté los brazos. Yo creo que lo hacía un poco para llamar la atención de los demás. Porque era como un raspado. Me encerraba en el baño y me raspaba, y tenía como todo raspado en el brazo. Lo hacía cada vez que algo me dolía mucho. Me encerraba en el baño y lo hacía», comenzó.

«Yo lo sentía como una especie de quererme cortar las venas y no animarme. Era muy chiquitita. Era consciente del acto de cortarte las venas, estamos hablando de una edad muy temprana. Pero yo me acuerdo que siempre si me peleaba con mi padre quería que se vea. Entonces después le traía el vaso y se lo ponía cerca al brazo, cosa que se vea. Quería que se vean las marcas. Como diciendo: ‘esto es tú culpa’. Y yo no sé si no lo veía o se hacía bien el boludo porque nunca pasó nada», recordó.

Andrea Rincón.
Andrea Rincón
Advertisement