Connect with us

Hola, qué estás buscando?

SOCIEDAD

«¿Necesitamos tragedias para reaccionar?»: la inquietante pregunta de un familiar de una víctima de la Tragedia de Once

María es mamá de Lucas Menghini Rey, el joven que falleció en la Tragedia de Once. Desde aquel momento se puso al hombro un sinfín de causas para impedir que ocurren hechos de esta índole.

Once

María Luján Rey, mamá de Lucas Menghini Rey, el joven de 20 años que en 2012 murió en la Tragedia de Once, reflexionó este viernes tras el choque entre dos formaciones del tren San Martín, del cual, milagrosamente, no se registraron víctimas fatales. La exdiputada del PRO, que desde el suceso que comocionó a la Argentina se puso a la justicia al hombro, hizo una pregunta inquietante en sus redes sociales: «¿Necesitamos tragedias para reaccionar?».

«Ver las imágenes del tren Mitre (después corregido por tren San Martín), estremece y nos vuelve a interpelar, cual es el mantenimiento que recibe el servicio ferroviario? Durante los últimos años se han producido cientos de incidentes, volvemos al 2012? Necesitamos tragedias para reaccionar?», expresó en su cuenta de X.

Este mensaje hace lugar a los diversos pedidos de los familiares de víctimas a la falta de mantenimiento y servicio que hay en el sector ferrocarril. De esto también se desprende el exhaustivo labor de María al trabajar en un sinfín de causas para impedir que ocurren hechos de esta índole. Actualmente, es directora general del Observatorio de Víctimas de Delitos de Diputados.

Por otra parte, Rey resaltó la labor del SAME. El servicio de emergencias logró evacuar y asistir a los heridos del choque en sólo 30 minutos, gracias a un rápido y fuerte operativo de rescate. «Resaltar nuevamente la gran labor del SAME! Recordar que en el 2012 cada herido que tuvo asistencia del SAME salvó su vida!», celebró.

El caso de Lucas Menghini Rey en la Tragedia de Once

El joven de 20 años fue el último en ser encontrado dentro del tren de la línea Sarmiento. Dos días después de la tragedia, su cuerpo fue encontrado en el fuelle que separaba el tercer y cuarto vagón del tren que chocó en la estación terminal de Once.

Durante dos días los familiares, amigos y cercanos al joven papá de 20 años recorrieron hospitales, comisarías y hasta morgues para lograr obtener información respecto del paradero de Lucas. Aun así, el 24 de febrero todo cambió cuando confirmaron que el cuerpo en el mismo lugar donde ocurrió el accidente.

Advertisement