Connect with us

Hola, qué estás buscando?

ESPECTÁCULO

«No puedo seguir»: tristeza en todo El Trece por lo que pasó en el ciclo de Mario Massaccesi

Se conoció una dura historia en «Cuestión de peso».

Mario Massaccesi
Mario Massaccesi



Mario Massaccesi se hizo cargo de la nueva temporada de «Cuestión de peso» y los momentos emotivos están a la orden del día en la pantalla de El Trece. De hecho, la participante conocida como Natee relató la dura experiencia que le toca afrontar a nivel personal más allá de su lucha por mejorar su estado de salud.

«Me fui de casa y me quedé en la calle. Cuando llegué del programa mi familia había visto la tele», le dijo Gabriela a Mario, animador del ciclo de Canal Trece. Además, la concursante se refirió a la interna en su círculo íntimo: «Me empezaron decir que los había dejado mal parados porque conté que trabajo vendiendo contenido hot».

» Empezó una pelea, subimos el tono», detalló sobre su malestar. «No sé a dónde me puedo quedar, tengo que buscar en dónde quedarme. No puedo seguir así, no es sano. Tenés que tener un trabajo, fijo, estable. Que no tengo que dedicarme a lo que me gusta, que es el arte«, dijo la integrante de «Cuestión de peso» sobre sus aspiraciones.

Fuerte testimonio

Al igual que Gabriela, Matías (otro concursante de CDP) quiso exponer su emotiva historia de vida: «Yo me dedico a vender en la calle, tuppers, repasadores, todo lo que sea de plástico, alguna camiseta de fútbol, prácticamente soy un busca», contó el participante.

«Hay que salir adelante, ha que laburar. Soy de acá, del barrio. Soy educado, respetuoso para vender, la gente me aprecia. Es muy atento, un pibe que no se mete con nadie, es una gran persona y muy humilde. Siempre ayuda y tiene muy buenos precios. Es voluntarioso, aunque no te alcance la plata te deja llevártelo», le dijo a Mario Massaccesi.

A modo de cierre, el integrante del ciclo de Canal Trece comentó: «Soy un pibe muy laburador, muy buen pibe, soy muy respetuoso. Trabajar en la calle no es fácil, no es para cualquiera. Y la comida es comida chatarra, no hay dieta en la calle. Hoy estaré pensando 190 kilos».