Connect with us

Hola, qué estás buscando?

POLÍTICA

«Persecución política»: Eduardo Belliboni se desligó de las supuestas extorsiones de las organizaciones sociales

El líder del Polo Obrero aseguró que no fue allanado «porque no hay ninguna estructura piramidal» en su organización.

polo obrero

Después de que la Justicia allanara a los líderes piqueteros por presunta extorsión a beneficiarios de planes sociales, el dirigente del Polo Obrero negó haber sido investigado y aseguró que «acá lo que hay es un intento de persecución política». Además de la organización que lidera Eduardo Belliboni, fueron allanados miembros de Barrios de Pie.

«Hace muchos años que lucho de la misma manera, con las mismas convicciones y métodos. Muchos gobiernos me dijeron que me iban a llevar preso, y ninguno ni siquiera me llevó a juicio», expresó Belliboni en comunicación con Radio Mitre. En línea con esto, explicó: «Yo no fui allanado porque no hay ninguna estructura piramidal».

En cuanto a la investigación por supuesta extorsión, el líder piquetero comentó que «no se trata de algo personal», y agregó: «Acá el problema es de fondo, hay problemas graves, sociales. Hay una situación social en los barrios muy delicada que, después del programa Potenciar Trabajo— del que yo no era partidario— vaciaron los comedores populares».

La explicación de Belliboni

En principio, el referente del Polo Obrero se refirió a Jeremías Canteros, uno de los allanados en esta causa, y explicó que, si bien es un dirigente de esta organización, no es su mano derecha: «No hay número dos porque no tenemos secretario general, tenemos una mesa que tiene 35 miembros».

Mientras tanto, Belliboni denunció que «los allanamientos fueron todos hechos en la ilegalidad porque se hicieron de noche», y que les hicieron apagar las cámaras de seguridad en un local allanado «para que no vean lo que están haciendo». En otro tramo de la entrevista, Eduardo Feinmann le dijo a Belliboni: «En esta causa a usted lo persigue el código penal». Sin embargo, el líder piquetero contestó: «Si me persiguiera, tendría que estar procesado, intimado, allanado. Nada de eso ha ocurrido».